Villarejo fabricó testificales en el caso astapa de Estepona para perjudicar a los investigados

• Para ello contó con la colaboración de Juan Carlos Escribano, socio del comisario en diversos negocios.
• Entre los afectados se encuentran el ex -alcalde Antonio Barrientos, ex-concejales, técnicos y personal de confianza.

Esta redacción informó hace ya tiempo a nuestros lectores que la participación del comisario Villarejo en el caso astapa estaba ya confirmada oficialmente y documentalmente. Y estas últimas semanas ha sido la web “Moncloa.com“, especializada en periodismo de investigación y dirigida por Javier Otero—responsable en su día del departamento de investigación de la revista “Tiempo”—la que ha profundizado en el papel de Villarejo en este caso, basándose en unos audios grabados por el propio comisario. En esos audios a los que ha tenido acceso “Moncloa.com”, y que cualquiera puede oír en YouTube, se puede constatar como el comisario Villarejo no solo participó en el inicio del caso astapa sino que tuteló toda la investigación del mismo. Así en uno de los audios que recoge las conversaciones entre el comisario y el otrora denunciante, y después alcalde, David Valadez, Villarejo desvela la profundidad de su intervención en el caso, confirmando que se encargaba de coordinar los frentes político y policial de la operación:

• “Villarejo: No te tienes que preocupar, ni del tema político, ni del tema policial, porque afortunadamente yo estoy llevando la coordinación de las dos cosas”. 

 

Pero es que además, en los audios publicados,  se desvela también las numerosas irregularidades cometidas durante la investigación tanto por Villarejo como por el grupo policial que se encargó de este caso. Así, en una de las conversaciones con el gerente de urbanismo, Diego de Lucas, el comisario le relata una de sus muchas maniobras, explicándole sin ningún tipo de rubor como fabricó una prueba testifical contando con la ayuda de su socio en diversos negocios, Juan Carlos Escribano—que sería posteriormente detenido en la operación Tándem, por ser el hombre que usó Villarejo para blanquear 20 millones de euros en Estepona— y como pretendía repetirla otra vez contra algunos técnicos municipales, ayudado de nuevo por el mismo Escribano.

 

• Villarejo: Yo, además, luego después de eso, también cogí a Juan Carlos (se refiere a Juan Carlos Escribano) y le dije, Juan Carlos, vamos a tener que, lo mismo que hicimos la comparecencia aquella testifical en su día (…) vamos a hacer otra cosa poniendo a la fea a parir. A la fea, a Tomás, a todo el equipo ese darle con… como que te han amenazado, como que tal… y vamos a estructurar adecuadamente…a lo que Juan Carlos Escribano me contestó…lo que tú me digas.

 

Sobre esta cuestión hay que explicar que cuando el comisario le dijo a Escribano que había que hacer “lo mismo que hicimos la comparecencia aquella testifical en su día” se estaba refiriendo a las declaraciones que Juan Carlos Escribano realizó en el año 2008 sobre la licencia de 1ª ocupación del Mirador de la Cala. A este respecto, ya en aquel tiempo, llamó poderosamente la atención que Escribano no fuese requerido a declarar por el juez, y que fuese la policía (en concreto, la inspectora Silvia Orna Martín) la que de “motu proprio” incorporase a este procedimiento las declaraciones de este testigo, con el baladí argumento de que “lo consideró oportuno”, como así consta en las actuaciones.  También resultó muy revelador que la inspectora que tomó declaración al Sr. Escribano, fuese la inspectora, Silvia O. M., con nº de placa nº 89.169, que ha sido involucrada además en la investigación irregular a Podemos y a la que se considera una componente más del denominado “clanVillarejo”. 

Pues bien, en las declaraciones citadas, Juan Carlos Escribano manifestó que varias personas relacionadas con el Ayuntamiento (el ex -alcalde Antonio Barrientos, ex-concejales, técnicos y personal de confianza) le habían realizado determinadas peticiones—un inmueble, una rebaja en la venta de los mismos, etc. —relacionadas con el conjunto residencial “El Mirador de la Cala”, indicándole que si esas peticiones no se atendían no se le concedería la licencia de primera ocupación. Sin embargo, Escribano sabía perfectamente que la primera ocupación no se le concedía, no por los motivos esgrimidos en su declaración, sino por las graves irregularidades que existían en su promoción inmobiliaria, como posteriormente se demostró. Pero es que además, Escribano puso como testigos de esos supuestos hechos a su directora comercial y a su directora financiera; sin embargo, ambas pusieron al descubierto el falso testimonio de Escribano, como puede comprobarse en sus respectivas declaraciones, que constan en esta causa. Así pues, nos encontramos ante un maquiavélico montaje llevado a cabo por Villarejo y Escribano por razones espurias. Y ahora todo ese “modus operandi” sale a la luz en el audio que ha publicado Moncloa.com.

A este respecto, resulta muy significativo que tras esa maniobra Escribano consiguiera que David Valadez le diese la licencia de primera ocupación de la promoción “El Mirador de la Cala”—en la que Villarejo tiene una gran parte de su enorme patrimonio (18 pisos, 20 trasteros/garaje y un local en esos edificios)—sin abonar los excesos de aprovechamientos que le correspondían al municipio (1, 762,60 m2t en primera línea de playa), causando así un grave perjuicio a las arcas municipales, que algunos técnicos cifran en unos dos millones de euros. Y ello, a pesar de que existían varios informes técnicos y jurídicos en ese expediente que así lo exigían.

Para oír los audios publicados por moncloa.com sobre este asunto, pinchar los siguientes enlaces:

AUDIO 27

 

AUDIO 7