UPyD solicita centros integrados para la formación profesional en Estepona

UPD Estepona ha propuesto para Estepona la creación de un centro de formación, para ello solicita que a través de los cauces adecuados, que sea Estepona o en la zona de la Costa del Sol cercana a Estepona, uno de los 40-50 centros que se pretenden crear como centros integrados de formación profesional. 

Habría que inventariar los centros de formación profesional situados en nuestro municipio y estudiar las posibilidades de convertirlo en un centro integrado para impartir formación profesional a colectivos de trabajadores en activo y desempleados. La formación profesional ocupacional incrementa la empleabilidad de todos los trabajadores que la reciben ya que profundiza en su formación, variable fundamental para mejoras laborales y cambio de actividad.

Los antecedentes sobre esta cuestión según la formación política sería  que la Dirección General de Formación Profesional dependiente de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, decidirá próximamente que centros actuales de formación profesional se convertirán en CENTROS INTEGRADOS, que impartirán FP reglada y ocupacional simultáneamente.


La Formación Profesional ocupacional está dirigida a colectivos en paro  y a colectivos de trabajadores en activo. La intención de la DG es convertir a los centros integrados en centros especializados en un sector productivo concreto. Serán los empresarios locales los que tendrán que interesarse  activamente para que el centro se ponga en marcha. Los empresarios financiarán la formación y la Junta financiará los seguros laborales.


La perspectiva es la de abrir 40 ó 50 centros en toda Andalucía. En la actualidad hay dos centros integrados experimentales


–          IES Marítimo Zaporito Cádiz. – sector marítimo pesquero


–          IES Hurtado de Mendoza Granda – sector hotelero y turístico.


 


Se prevé que en Almería se abra un centro integrado dedicado a la industria del mármol, el de Málaga dedicado a la industria electrónica, el de Córdoba a la madera y el mueble, el de Sevilla al sector industrial y aeronáutico, estando los de Jaén y Huelva pendientes de definir.