Unicaja, a través de la Fundación Unicaja, colabora con el Aula del Mar en la tercera edición del Laboratorio Marino Itinerante

Unicaja, a través de la Fundación Unicaja, colabora con el Aula del Mar en la tercera edición del Laboratorio Marino Itinerante, una iniciativa medioambiental dirigida a todos los públicos y, especialmente, a los niños. El Laboratorio Marino consiste en la instalación de una carpa-laboratorio en la playa en la que se da a conocer el medio marino para ayudar a su conservación a través de divertidas experiencias con el agua del mar, la arena de la playa, algas y restos de animales de la orilla. Esta actividad ha arrancado hoy su recorrido en Málaga, mañana estará en la playa Rincón de la Victoria, y continuará por diferentes puntos del litoral de la provincia malagueña, como Torremolinos, Nerja y Marbella, hasta el próximo 27 de Julio. Por otra parte, y aprovechando la época estival, durante este mes de Julio distintas Bibliotecas de Unicaja de la capital malagueña acogerán talleres de educación ambiental relacionadas con el buen uso del agua.

El III Laboratorio Marino Itinerante, así como los talleres de educación ambiental en las bibliotecas de Unicaja, se encuadran dentro de las actividades que realiza la entidad financiera en apoyo de la educación ambiental y la conservación y protección del medio ambiente, así como de aquellas iniciativas que favorezcan la formación integral del individuo, y en especial de los niños.

Bajo el título “Investigando la fauna y flora marina del rompeolas”, el III Laboratorio Marino Itinerante, desarrollado por el Aula del Mar de Málaga en colaboración con la Obra Social de Unicaja, ha arrancado hoy en Málaga y visitará un total de cinco playas malagueñas hasta el próximo 27 de Julio, permaneciendo un día en cada una de ellas, entre las 11,00 y las 15,00 horas. En la carpa-laboratorio se realizarán distintas actividades como un taller de identificación de invertebrados de litoral, experimentos para conocer el mar y un taller de conservación de la fauna marina.

El objetivo de esta iniciativa es dar a conocer el medio ambiente marino en el litoral malagueño para fomentar su conservación. El rompeolas es el hábitat de numerosas especies de invertebrados marinos como lapas, cangrejos, anémonas y  mejillones, entre otros, estando algunas de estas especies incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazas. La zona del rompeolas es muy usada por los bañistas, que frecuentemente capturan lapas o cangrejos por entretenimiento, de ahí la necesidad de informar sobre la existencia de importantes poblaciones de invertebrados marinos habitando zonas de recreo en el litoral andaluz y la importancia de incorporar prácticas recreativas compatibles con su conservación.

El recorrido del II Laboratorio Marino Itinerante por las playas, con horario de 11,00 a 15,00 horas, será el siguiente:

1 de Julio: Málaga, Playa de La Malagueta
2 de Julio: Rincón de la Victoria, en la playa frente al Ayuntamiento
13 de Julio: Torremolinos, en Playamar
20 de Julio: Nerja, Playa de Burriana
27 de Julio: Marbella, Playa del Faro

Talleres ambientales sobre el uso del agua en las Bibliotecas de Unicaja

Por otra parte, Unicaja ha organizado en varias de sus bibliotecas en la capital malagueña, y contando con la colaboración de Aula del Mar, una serie de talleres de educación ambiental para la divulgación de buenas prácticas ciudadanas en el consumo y utilización responsable del agua. El primero de estos talleres tuvo lugar ayer en la Biblioteca Unicaja Nuestra Señora de la Paz, ubicada en la barriada de La Paz.  Los próximos talleres tendrán lugar en otras dos bibliotecas de la entidad financiera en distintos barrios malagueños:

Miércoles 14 de Julio – Biblioteca Unicaja Giner de los Ríos (C/ Alonso Carrillo Albornoz, s/n), ubicada en El Palo. Será a las 12 de la mañana.
Miércoles 21 de Julio – Biblioteca Unicaja Pablo Ruiz Picasso (Carril de Gamarra, 7). Será a las 11,00 horas.

Así, los talleres “El agua y su uso”, tratarán, a partir de diversas actividades informativas y lúdicas, dirigidas tanto a mayores como a niños, concienciar sobre la importancia de valorar el agua como recurso indispensable en la vida, fomentar la  utilización responsable del agua e informar de la repercusión que su mal uso tiene también en el ámbito de la contaminación de ríos y mares.