Más mentiras de Valadez, ahora sobre la deuda de la Seguridad Social

El concejal del área Económica , Manuel Aguilar, ha contestado con elementos objetivos sobre la noticia difundida por Valadez como responsable del PSOE local y aclarando que el equipo de gobierno ha reducido en más de 5 millones de euros la deuda heredada con la Seguridad Social. El edil ha señalado que el Ejecutivo local es “serio y responsable” y está haciendo frente a la deuda generada por el gobierno del PSOE; al tiempo que está cumpliendo con el compromiso municipal de pagar a todos los proveedores que suministran servicios. 

 

Así, el edil ha lamentado que los socialistas sigan engañando a los ciudadanos en relación a la deuda existente con este organismo. Por ello, se ha referido que frente a los más de 40 millones de euros que generó de deuda con la Seguridad Social, el equipo de gobierno ha reducido, a fecha 30 de mayo de 2013, esta cuantía a 35 millones de euros.  

 

Aguilar ha considerado que “si los socialistas hubieran pagado durante su mandato, no nos encontraríamos en esta situación”. Al mismo tiempo, ha recordado que la Tesorería General de la Seguridad Social anuló el pasado 23 de mayo de 2011 -un día después de que el ahora portavoz socialista David Valadez perdiera las elecciones municipales- el plan de pagos de la deuda ante el incumplimiento de los compromisos adquiridos por parte del gobierno socialista que presidía Valadez, ya que generó una débito de ocho millones de euros desde que en febrero de 2009 pactó dicho plan de pagos. 

 

Por este motivo, ha considerado “tremendamente desafortunadas” las declaraciones realizadas hoy por el líder de los socialistas acusando a la actual corporación de no cumplir con sus obligaciones con la Seguridad Social. “Es una desfachatez por parte del portavoz socialista; sus impagos nos recuerdan que para Valadez lo habitual era mentir y no cumplir con lo acordado, ya que hizo lo mismo con los proveedores, empresas, colectivos sociales y los vecinos”, ha comentado el concejal de Economía.