Los colegios de Estepona se encuentran masificados de alumnos

 La falta de previsión tanto por parte del Ayuntamiento como de  la Junta ha originado el retraso en la apertura de nuevos colegios, lo que ha provocado que los existentes tengan que ajustar el espacio que tienen para acoger las nuevas demandas. Un total de nueve colegios verán alterada su distribución, con los problemas que ello conlleva.

Uno de los más saturados es el colegio Víctor de la Serna, que suma un total de 19 clases de Primaria -unos 475 alumnos- tras añadir este año una nueva. Este centro también es el refugio para más de un centenar de alumnos matriculados en el colegio inexistente de Los Altos de Estepona, que todavía ni siquiera se ha empezado a construir, pese a que estaba previsto para septiembre de 2009, acumulando ya más de un año de retraso. De hecho, el proyecto de obra de este colegio todavía no ha salido ni a licitación.

 

Problemas en Cancelada e Isdabe.

 

Otro de los centros que se ha quedado pequeño es el ubicado en la barriada de Isdabe. En este caso, el Ayuntamiento de Estepona ni siquiera ha cedido todavía la parcela situada junto al mismo, para poder iniciar su ampliación.

El colegio ubicado en el núcleo de Cancelada también sufre modificaciones para este curso. En este caso, para ajustar la demanda se crean dos aulas de Infantil y se suprimen otras tantas de Primaria. Para atender la demanda educativa en esta zona, el Ayuntamiento cedió a la Juntade Andalucía terrenos en la zona de Selwo para construir un nuevo centro. Pero todavía no está ni siquiera en fase de ejecución. Otra parcela donde existe el proyecto de construir un nuevo colegio está situada en la zona oeste del municipio, frente al hotel H10. Ésta todavía ni siquiera se ha puesto a disposición de la Junta.

Otro de los colegios que siguen creciendo es el María Espinosa, que comenzó a funcionar el curso pasado con la obra a medio terminar y que originó las protestas de los padres. Este año lo hará con cuatro nuevas unidades de Primaria y dos menos de Infantil. También se incrementan las aulas de Primaria en el colegio de El Carmen, que ya suma un total de 20 clases para niños de esta etapa escolar.

La masificación es la nota predominante y la consecuencia será, sin duda, la perdida de calidad de la enseñanza que reciban nuestros hijos.