Las obras del proyecto de remodelación y mejora del tráfico en la céntrica avenida San Lorenzo entran en su recta final

Han entrado en su recta final las obras que se están ejecutando para mejorar y agilizar el tráfico en la zona comprendida entre la céntrica avenida San Lorenzo y la calle Pilar de Farinós. La teniente alcalde del área de Fomento, Infraestructuras y Turismo (FIT), Ana Velasco, ha explicado que los trabajos, que comprenden también la renovación de todas las infraestructuras y saneamiento de la zona, han alcanzado ya el 80 por ciento de su ejecución.

La responsable municipal ha explicado que con este proyecto, que tiene como principal objetivo la creación de una glorieta de 21 metros cuadrados de diámetro para ordenar la circulación, eliminará un punto negro del tráfico existente en el casco urbano de la ciudad.

Velasco ha indicado que se han adecuado todos los accesos de las calles colindantes que desembocan en Pilar de Farinós y se han sustituido ya todas las canalizaciones del subsuelo (saneamiento, telefonía, agua y electricidad). También han concluido los trabajos de instalación de la estructura de la fuente ornamental que se ubicará en el interior de la nueva rotonda.

Los trabajos, que concluirán en los próximos días, proseguirán ahora con la instalación de nueva iluminación en la zona y con el acondicionamiento de las nuevas zonas que se han creado para el tránsito de los peatones.

Velasco ha subrayado que el anterior diseño de la zona ofrecía una barrera arquitectónica tanto a los viandantes como a los conductores, por lo que las obras supondrán una mejora en este espacio urbano, que mantendrá las zonas de aparcamiento gratuito.

La responsable del área FIT ha indicado que este proyecto también ha comprendido mejoras en el drenaje de la zona, de manera que se evitarán inundaciones en caso de fuertes precipitaciones. Las obras se completarán con la colocación de nuevo mobiliario urbano y con el embellecimiento de todo el entorno a través de labores de jardinería.

Estos trabajos cuentan con una inversión de 385.453,36 euros, que serán financiados en un 80 por ciento por los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) y en un 20 por ciento por el Ayuntamiento de Estepona.