La Policía Nacional desarticula una banda de “aluniceros” itinerantes que actuaba en varias provincias de Andalucía

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal organizado itinerante especializado en la comisión de robos en comercios mediante el procedimiento del “alunizaje”.

Han sido detenidos tres hombres como presuntos responsables de al menos 15 robos con fuerza, pertenencia a grupo criminal, contra la seguridad del tráfico y de robo con fuerza de vehículo a motor. Los arrestados utilizaban un vehículo de alta gama -sustraído en la provincia de Madrid el pasado mes de noviembre- para cometer los alunizajes. 

Hasta el momento se han esclarecido 15 robos con fuerza perpetrados en distintos establecimientos comerciales -principalmente perfumerías, joyerías, estancos, tiendas de electrónica y peleterías- de las provincias de Málaga, Granada, Almería, Jaén, Cádiz y Córdoba. Durante el operativo se han practicado tres registros domiciliarios en los que se ha logrado recuperar 91 prendas de piel valoradas en 236.000 euros, 754 frascos de perfumes de reconocidas marcas, valorados en unos 37.500 euros, y el coche de gama alta que robaron para cometer los robos. 

 

Inicio de la investigación

Las pesquisas se iniciaron en enero, a raíz de un robo con fuerza perpetrado en una perfumería de la capital malagueña. Las primeras gestiones llevaron a los investigadores hasta un vehículo de gama alta sustraído a mediados de noviembre en la comunidad de Madrid. Los agentes comprobaron la existencia de varios robos de similares características cometidos en distintas provincias de la comunidad andaluza, que habían sido cometidos por un mismo grupo de personas. 

Se estableció entonces un dispositivo con la finalidad de localizar y detener a los miembros de esta banda, que permitió a los agentes localizar a varias personas afincadas en la localidad de Benalmádema como las presuntas autoras de los hechos. El operativo finalizó el pasado viernes, 20 de febrero, con el arresto de sus tres componentes como presuntos responsables de los hechos investigados. 

Vigilancias previas  al alunizaje 

Los detenidos elegían primero el objetivo potencial y acudían a visitar previamente el lugar durante las horas de apertura del negocio para estudiar tanto las medidas de seguridad como la disposición de la mercancía. 

Una vez elegido el lugar, los detenidos actuaban normalmente durante la madrugada y con idéntico modus operandi que consistía en empotrar contra las puertas de los establecimientos el coche previamente robado, aunque en otras ocasiones, si con el alunizaje no conseguían su propósito, utilizaban también herramientas de grandes dimensiones (mazas, hachas, cizallas.) para fracturar las medidas de seguridad. Ya el interior, sustraían toda clase de mercancías de valor que hallaban para huir rápidamente a bordo del vehículo ahora recuperado hasta el lugar que utilizaban para ocultar el botín y el vehículo.