La Policía Local de Estepona logra estabilizar con un desfibrilador a una ciudadana que sufrió una parada cardíaca

agentes de la Policía Local han podido reanimar y estabilizar a una ciudadana que había sufrido una parada cardíaca gracias a la utilización de uno de los desfibriladores que se incorporaron en los vehículos que se encuentran realizando servicios de patrulla.

La afectada, una mujer de 50 años, se encontraba la noche del martes circulando por el kilómetro 166 de la autovía cuando comenzó a sentirse indispuesta. La mujer, que iba acompañada de una amiga, estacionó para entrar en un establecimiento de restauración donde hicieron una llamada a la Jefatura para advertir que su estado había empeorado. Cuando los agentes se personaron en el local, le practicaron maniobras de reanimación e hicieron uso del desfibrilador. Asimismo, realizaron masajes cardíacos que resultaron fundamentales mientras esperaban la llegada de la ambulancia y del personal sanitario.

La pronta actuación de los agentes evitó que la mujer, que fue trasladada al hospital, sufriera secuelas derivadas del paro cardíaco o que incluso perdiera su vida.

El pasado mes de enero, tres agentes de Policía Local y un vigilante municipal del edificio Puertosol salvaron también la vida de un hombre de 70 años, que se encontraba en las oficinas del Patronato Provincial de Recaudación cuando cayó desplomado tras sufrir un infarto. Tras recibir el aviso del personal que trabaja en estas oficinas próximas al Consistorio, los agentes de la Policía Local y el vigilante municipal se trasladaron desde el edificio Puertosol con el desfibrilador que instaló el Ayuntamiento en 2014 para atender emergencias de este tipo.