La nueva película de Star Wars ‘Rogue One’ rompe con la desigualdad salarial por género

La protagonista del filme, Felicity Jones, es la actriz mejor pagada y con bastante diferencia respeto al resto de actores masculinos y este hecho supone un avance para la igualdad salarial y para el feminismo.

Mucho se ha hablado de la relación entre Star Wars y el feminismo. Desde la polémica inicial entre algunos fans de la saga al saberse que el protagonismo sería femenino en esta última entrega, Rogue One, hasta la consolidación de la figura de la mujer dentro del universo Star Wars con el personaje de Jyn Erso, la protagonista, interpretada por Felicity Jones. Pero parece que, en esta ocasión, la igualdad ha dado unos cuantos pasos para rebasar la barrera de la ficción. Felicity Jones y su salario son los responsables.

Que existe desigualdad salarial en el mundo, en general, es algo que ya muy pocos se atreven a negar. Que esta desigualdad tiene una cara muy visible en Hollywood, también. Las actrices, incluso las más célebres, llevan años quejándose de que cobran menos que sus coprotagonistas masculinos. Robin Wright ha sido una de las más recientes, cuando amenazó con dejar House of Cards si no cobraba lo mismo que Kevin Spacey.

En 2014, tuvo lugar un caso conocido como Sony Hack. Se desvelaron secretos importantes sobre la compañía, entre ellos la desigualdad salarial de los actores. Por ejemplo, que Jennifer Lawrence y Amy Adams cobraron considerablemente menos por su actuación en American Hustle que los actores Bradley Cooper, Jeremy Renner y Christian Bale.

Pero Rogue One no solo ha traído grandes noticias para los fans de Star Wars. También para el feminismo en general. Porque se ha sabido que Felicity Jones ha sido el miembro del reparto mejor pagado de la película. «Con mucha diferencia», afirma el Hollywood Reporter. Se habla de siete cifras. Y, por supuesto, de que ninguno de los actores masculinos de la película han alcanzado esos dígitos.

Tiene sentido, dado que la protagonista de la película es ella. Pero sabemos que, de momento, es algo que celebrar aunque se espera que llegue el momento en el que este hecho no deba ser noticia.

fuente: trendencias