La delegación de Salud informa sobre el protocolo de actuación para prevenir la enfermedad de la gripe A (H1N1)

El Ayuntamiento de Marbella, a través de la delegación municipal de Salud, informa sobre el protocolo de actuación para prevenir la gripe A (H1N1), infección respiratoria causada por un nuevo virus de la gripe tipo A frente al que, precisamente por ser nuevo, las personas no están inmunizadas con el consiguiente riesgo de infección.

 

  Actualmente, la gripe A se considera una pandemia, es decir, es una epidemia que afecta al mismo tiempo a muchos países en el mundo, que implica la extensión del virus a su transmisión sostenida y no a la gravedad clínica de la enfermedad.

 

  Los principales síntomas de la gripe A (H1N1) en las personas son similares a los de la gripe estacional común, entre los que se incluyen fiebre alta (más de 38ºC) de inicio agudo, acompañada por alguno o varios de los siguientes síntomas: respiratorios (tos, mucosidad nasal, dificultad respiratoria), dolor de cabeza, de garganta, dolores musculares y malestar general. Algunas veces puede asociarse a vómitos y diarreas.

 

  Desde la delegación municipal de Salud se indica que la gripe A se transmite de la misma manera que la gripe estacional, principalmente de persona a persona, ya sea a través de las microgotas del estornudo, la tos, al tocar algo que tenga el virus y luego llevarse las manos a la boca o a la nariz.

 

  La vacuna contra la gripe estacional protege a las personas contra las cepas habituales de los virus de la gripe común, no para esta nueva gripe, aunque ya se ha puesto en marcha el procedimiento para que en el futuro se pueda contar con una vacuna específica contra el virus de la gripe A.

 

En este sentido, la delegación de Salud recuerda el protocolo de actuación para evitar el contagio y la propagación del virus:

 

  – Cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar con pañuelos de papel, a continuación tirarlos a la basura.

  – Evitar tocarse con las manos los ojos, la nariz y la boca.

  – Lavarse las manos frecuentemente con jabón (durante 15-20 segundos) sobre todo después de toser o estornudar.

  – No compartir objetos personales de higiene o aseo, ni alientos, vasos o cubiertos.

  – Mantenerse alejado de las personas que tengan infecciones respiratorias.

  – No saludar con besos ni dando la mano.

  – Ventilar y permitir la entrada del sol en la casa y lugares cerrados.

  – No fumar en lugares cerrados ni cerca de niños, ancianos o enfermos.

  – Y acudir al médico inmediatamente si presenta síntomas.

 

  En cuanto al tratamiento por contagio de la gripe A (H1N1), se trata con las mismas medidas de soporte y medicamentos que una gripe común. Los antivirales son eficaces frente a este virus, siempre bajo prescripción facultativa, así como la ingesta de líquidos.

 

  Por último, Salud informa de que no se ha comprobado que el uso generalizado de mascarillas por la población reduzca la propagación del virus, por lo que no se recomienda su uso para la población en general, salvo en los casos de estar en contacto con personas enfermas de gripe A.