IU propone crear una Oficina de Gestión Energética que permita racionalizar el derroche de consumo en los edificios municipales

 IU de Marbella ha pedido al equipo de gobierno que constituya una Oficina de Gestión Energética que permita racionalizar los excesivos consumos de las infraestructuras municipales.

La oficina  tendría la finalidad de elaborar cada año un informe en el que se pormenorizara el seguimiento y la optimización de los consumos energéticos del Ayuntamientos y el resto de edificios municipales y del parque móvil de vehículos con el objetivo de racionalizar los gastos. También serviría para incluir criterios de bioconstrucción en las futuras edificaciones y equipamientos relacionados con el Ayuntamiento e impulsar programas de apoyo a las energías renovables, como la concesión a familias y pequeños y medianos empresarios de líneas de crédito en condiciones ventajosas para que instalen paneles solares fotovoltaicos, aumentar las bonificaciones de los impuestos municipales a los inmuebles y locales que coloquen sistemas de energía limpia y establecer incentivos que premien las buenas prácticas en este sentido de colectivos y agentes sociales.

Segçun la formación municipio suspende en la mayor parte de indicadores de sostenibilidad desde hace años. “La franja costera está dominada por el ladrillo, los consumos de energía y agua son insostenibles. El municipio es uno en los que más agua potable se consume, con una media de 390 litros por habitante y día. A ello se añade el excesivo consumo energético, que ronda el millón de megavatios y el aumento de la demanda de electricidad en los próximos 15 años”, ha relatado.