Escolares del municipio conocen el proceso tradicional de elaborar alimentos en el campo

El alumnado de los colegios del municipio, Blas Infante y Los Almendros,  participa en el proyecto Queser Casares que se desarrolla en la Quesería Sierra Crestellina, con el  que los escolares tienen la oportunidad profundizar en la cultura gastronómica de nuestra tierra, acercarse al mundo rural, y conocer los procesos tradicionales de  obtención y elaboración de alimentos.
El proyecto está repartido en tres módulos que se desarrolla en  tres mañanas. Lo están realizando los escolares de 5º y 6º curso del municipio,  subvencionados por la Concejalía de Educación del Ayuntamiento: los de Casares ya han realizado el primero de estos módulos el pasado mes de febrero, y el próximo miércoles lo realizan los del Secadero.
En esta primera jornada los colegiales acompañan el rebaño de cabras en Sierra Crestellina, conocen el trabajo de pastoreo en el monte, la función del perro pastor, y la utilización de la honda, una herramienta que ellos mismos podrán fabricarse y llevarse a casa.
Con el objeto de que este proyecto sirva como convivencia entre el alumnado de los colegios de Casares y El Secadero, las dos últimas jornadas se realizan de manera conjuntamente.
En el segundo módulo, programado para el próximo 13 de abril, los escolares conocerán «cómo el hombre  aprendió a sacar provecho de la tierra para su alimentación y la de sus animales»: realizarán labores de siembra, aprenderán el papel que desempeñaban los animales en la agricultura y formas respetuosas con el medio ambiente para eliminar plagas y otros peligros  de las plantaciones, aprendiendo a fabricar un espantapájaros.
El 18 de mayo se celebra el tercer módulo donde descubrirán como el hombre es capaz de transformar la materia prima en alimento, para lo que pasarán por la sala de ordeño y elaborarán queso de manera artesanal.