El secretario general del PSOE de Marbella denuncia el fraude del PP a los ciudadanos al contar con dos miembros de la gestora

“Han demostrado que el PP no utilizó a la Gestora para recuperar la democracia en Marbella, sino para aprovecharse de ella a costa de la estabilidad de la ciudad”, afirma Jose Bernal, secretario general del PSOE en Marbella.

 

       La rápida contestación de la portavoz del PP, Carmen Díaz, “calificando de “ridículas” la noticia sobre la crisis del PP no hace más que confirmar que lo hecho por la alcaldesa es una burla a la ciudadanía. Ni una palabra sobre el incumplimiento del acuerdo para que lo miembros de la Gestora no ocupasen un puesto en el pleno municipal”, recalca José Bernal.

       “Ahora, por la puerta de atrás, Baldomero León y Javier García van a estar presentes en los plenos, presentando y defendiendo mociones y, si se tercia, respondiendo a la oposición”, añade Bernal; para quien “la crisis es evidente y a cualquiera que tenga conocimiento de la realidad del equipo de gobierno de Marbella, no se le escapa la existencia de dos grupos claramente diferenciados: uno lleno de competencias y con “multidelegados” desbordados de trabajo y, por lo tanto, ineficaces; y otro el de los que pasan su tiempo entretenidos con delegaciones a las que no se les da importancia y además son ninguneadas en reuniones y eventos”.

       Según el secretario general, “la alcaldesa ha vuelto de sus vacaciones de agosto y en lugar de dedicarse a mejorar la limpieza, la seguridad ciudadana o el paro en la ciudad; intenta dar un lavado de cara a un equipo de gobierno en el que los conejales se matan por el poder. Para reflotar su maltrecho equipo de gobierno, se ha visto en la necesidad de elevar de categoría a León y García a costa de incumplir el acuerdo que todos los partidos políticos adoptaron antes de las elecciones de 2007: ningún miembro de la Gestora en el primer pleno tras GIL”.

       Ahora, continúa Bernal, “se entiende también el lanzamiento de la cortina de humo sobre la supuesta crisis del PSOE, tras al abandono de dos ediles, uno de ellos dejando su acta tras apoyar al PP en la discutida votación del Defensor del Ciudadano, y a quien se le cedió espacio para una rueda de prensa en la Sala de Juntas, en un acto organizado y supervisado por las personas de confianza de la alcaldesa (entre ellas, miembros del equipo municipal de Prensa y el propio Baldomero León); cuando al PSOE y a IU se les niega sistemáticamente cualquier espacio”.

       Resulta además “especialmente curioso como Carmen Díaz no ha explicado nada sobre los votos tránsfugas que favorecieron al PP; nada ha dicho sobre como se gestaron ni que se les ha prometido. Se dedica a intentar distraer la atención sobre la crisis que los medios de comunicación recogen por las peleas entre concejales del equipo de gobierno, sobre todo aquellos con intereses encontrados y que luchan por su espacio de poder. Llega a tal punto el enfrentamiento y la división que empieza a recordar la época de Marisol Yagüe”.