El SAS diseña un nuevo sistema para el seguimiento de pacientes pediátricos que utilizan dispositivo flash

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha puesto en marcha un nuevo sistema para el seguimiento y monitorización de pacientes pediátricos que utilizan el dispositivo flash. El sistema flash, que beneficia a menores de entre 4 y 18 años, es una alternativa a la glucemia capilar, se implanta en la piel del brazo y tiene un impacto directo en la calidad de vida de los niños con diabetes y de sus familias, ya que reduce significativamente los pinchazos diarios necesarios para medir la glucosa y permite obtener una información mucho más completa del control glucémico de los pacientes.  

El nuevo sistema de monitorización diseñado por el SAS, a través del Plan Integral de Diabetes y la Subdirección de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, realiza de forma integral el seguimiento de los pacientes que utilizan estos dispositivos y permitirá además realizar una valoración de resultados en salud del sistema de monitorización flash. Actualmente, el registro incorpora datos de 2.674 pacientes pediátricos y más de 3,8 millones de datos de glucosa cada día que se vinculan además a la historia digital de salud.  

En el nuevo registro participan un total de 33 hospitales, 50 Unidades y 350 profesionales sanitarios que son los encargados de la asistencia sanitaria a estos pacientes e incorporan la información clínica en el sistema. Además, estos profesionales pueden igualmente realizar una explotación de los datos clínicos lo que facilitará el seguimiento de los pacientes y la evaluación de los resultados en salud obtenidos gracias a la incorporación de esta prestación. 

De otro lado, este modelo de registro integral podrá ampliarse a otros usuarios de este sistema y a otras tecnologías avanzadas utilizadas en el control glucémico de la persona con diabetes.

Esta novedosa herramienta ha sido presentada en el XXII Congreso Nacional de Informática de la Salud ‘Inforsalud 2019’, un encuentro organizado en Madrid por la Sociedad Española de Informática para la Salud, y en el que distintas comunidades han mostrado interés por reproducir el modelo andaluz.