El proyecto ‘Estepona, Jardín de la Costa del Sol’ ha invertido más de 12,5 millones en la revitalización del centro urbano

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha participado en la V Jornada Ciudades Sostenibles. Conservación viaria al servicio del ciudadano, organizada por el Ayuntamiento de Málaga. El regidor ha analizado en la ponencia ‘Una experiencia de transformación y conservación’ el modelo de gestión llevado a cabo en la localidad con el proyecto ‘Estepona, Jardín de la Costa del Sol’, que suma una inversión municipal de más de 12,5 millones de euros desde que esta iniciativa se pusiera en marcha en 2012. 

El primer edil ha afirmado que el proyecto de regeneración y embellecimiento del centro urbano de Estepona es una de las transformaciones conceptuales más sólidas que se han podido dar en un medio urbano, mediante la enorme recuperación y ampliación del centro histórico de Estepona sobre una superficie abandonada y deteriorada durante décadas. 

Así, se ha referido a que la Estepona de obsoletas infraestructuras con pavimentos y suministros de saneamiento, agua y otros servicios que acumulaban más de cuatro décadas de antigüedad ha dado paso, tras ocho años de intenso trabajo, a una ciudad con renovadas redes de infraestructuras, nuevo alumbrado sostenible, mobiliario urbano, renovada y ornamentada pavimentación y con una marcada estética andaluza que ha revitalizado la ciudad, convirtiéndola en un espacio atractivo para el peatón, un foco de atracción turística y de creación de empleo.  

De esta forma, ha indicado, se ha frenado el deterioro al que están sometidos los centros urbanos a través del redescubrimiento de un auténtico centro histórico tradicional y popular en sintonía con la protección, la puesta en valor y el respeto al medio natural y su integración en armonía en el entramado de una ciudad moderna, atractiva y sostenible.

En cifras, el proyecto ‘Estepona, Jardín de la Costa del Sol’ ha supuesto, hasta el momento, la remodelación de más de 120 calles y plazas públicas, lo que supone 50.000 metros cuadrados de superficie urbana transformada y revitalizada. 

García Urbano ha destacado que Estepona está demostrando la capacidad disciplinar del urbanismo para recuperar los espacios urbanos y convertirlos en áreas sostenibles, saludables, respetuosos con el entorno y con mayor calidad de vida. 

La decisión de restringir el tráfico rodado sobre este área de actuación urbana, que tal y como se ha señalado con anterioridad, abarca cinco hectáreas de superficie, ha conseguido reducir la emisión de dióxido de carbono y gases contaminantes a la atmósfera; así como el descenso de contaminación acústica, con los consiguientes beneficios que este nuevo ecosistema urbano sostenible comporta para la salud de la población y del entorno.

Se ha convertido esta iniciativa pionera, asimismo, en una puesta por el turismo urbano y cultural para complementar la tradicional oferta hotelera de sol y playa que existía en este municipio de la Costa del Sol, generando un destino turísticamente atractivo durante todo el año, propiciando que los viajeros -que hasta ahora no llegaban al interior de la ciudad por la carencia de elementos de atractivo turístico- se adentren en un segmento que rompe con la estacionalidad.

Este reposicionamiento de la marca turística Estepona se evidencia, además, en la construcción en estos momentos 14 hoteles ‘tipología boutique’ en el centro de la ciudad, que hasta ahora carecía de establecimientos hoteleros en esta zona del término municipal, al no poseer este área atractivos para el turismo. 

Junto a ello, las licencias municipales de apertura de negocios vinculados al sector servicios han aumentado en esta zona regenerada y embellecida de la ciudad un 155%, entre el periodo 2011-2018. 

Han crecido, asimismo, las licencias de obra y de reformas de viviendas otorgadas por el Ayuntamiento para inmuebles ubicados en este entorno urbano, atraídos desde 2012 por el resurgir y la revitalización que ha experimentado el casco urbano y por la revalorización inmobiliaria que se ha producido en todo este entorno producto de esta recuperación urbana.

El proyecto de revitalización urbana de Estepona cumple muchos de los objetivos estratégicos de la Agenda Urbana Española (AUE 2019), impulsada por el Ministerio de Fomento. 

Entre ellos, el de ordenar el territorio y hacer un uso racional del suelo, conservándolo y protegiéndolo; el de evitar la dispersión urbana y de revitalizar la ciudad existente; el de favorecer la proximidad y la movilidad sostenible y el de impulsar y favorecer la economía urbana. Asimismo, está en consonancia con los objetivos marcados por la Agenda 2030, impulsada por la Asamblea General de la ONU.