El proyecto de corredor litoral en Estepona avanza con la licitación de un nuevo tramo que unirá casi un kilómetro en la zona de Guadalobón

Han salido a licitación las obras de construcción de un nuevo tramo del corredor litoral, que transcurrirá por la urbanización Riviera Andaluza y tendrá unos 145 metros de longitud,  uniendo el hotel H10 con el nuevo puente construido sobre el arroyo Guadalobón. 

Las obras consistirán en la ejecución de un tramo de senda litoral con pavimento de hormigón impreso, siguiendo la estética empleada en el proyecto. Además se va a colocar una tubería de riego y red eléctrica para la iluminación de este tramo. Este tramo conectará el puente más largo de la senda con el paseo del hotel H10 y, en futuro, con la playa de El Cristo. 

Los trabajos serán costeados por la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, con un presupuesto de licitación de 117.950,61 euros. Este proyecto de unir toda la costa avanza a gran ritmo. En este sentido, cabe recordar que el Consistorio ha inaugurado recientemente dos nuevos tramos en la zona del Velerín y otro en la zona de Los Llanos. Este último conecta las urbanizaciones Villas Andaluzas con Dominion Beach. Asimismo, está impulsando otros en la parte oeste del municipio, en la zona de Arroyo Vaquero, donde se ha proyectado un nuevo puente sobre el cauce de este arroyo que, en estos momentos, está en fase de redacción técnica. Por otro lado, en la zona más oriental, en el entorno de Laguna Village, se ejecutará otro tramo con el que se conseguirá unir 10 kilómetros consecutivos de senda peatonal. 

El proyecto del corredor litoral pretende unir los más de 22 kilómetros de litoral a través de sendas peatonales con el objetivo de que los ciudadanos puedan pasear y practicar deporte al aire libre. Este proyecto, que se está extendiendo por todo el municipio, está ejecutado ya en más de 18 kilómetros. Este proyecto, sostenible con el desarrollo de la ciudad, permite a vecinos y turistas la posibilidad de transitar por zonas que hasta ahora eran inaccesibles, posibilitando una nueva forma de disfrutar de la ciudad; así como de realizar actividades saludables al aire libre.