El Ayuntamiento peatonalizará el último tramo de la calle Antero y construirá una nueva pista deportiva en Mar y Sierra

El Ayuntamiento va a ejecutar las obras de remodelación del último tramo de la calle Antero. El objeto de este proyecto es seguir fomentando los espacios peatonales y hacer una ciudad más accesible para los ciudadanos, según ha explicado la teniente alcalde del área de Fomento, Infraestructuras y Turismo (FIT), Ana Velasco. A ese respecto, ha recordado que, tras el arreglo y la peatonalización de la primera parte de la calle Antero, los vecinos de la zona solicitaron al Consistorio que se continuase con esta iniciativa en el resto del entorno.
En cuanto a las obras que se van a ejecutar, Velasco ha comentado que en la superficie se va a colocar un nuevo pavimento similar al de la plaza Paco de Lucía y al existente en las calles colindantes. Además, se va a embellecer la zona mediante macetería, jardinería y plantación de nuevos árboles. Las obras contemplan también la renovación de las canalizaciones en el subsuelo como son agua, electricidad y telefonía y la separación de las redes de pluviales y fecales. Por último, la zona se dotará de nuevo mobiliario urbano.
Las obras no tendrán coste alguno para las arcas municipales porque será la Diputación Provincial de Málaga la que sufrague los trabajos mediante una subvención concedida para la remodelación de varias calles y plazas en el casco histórico. El plazo de ejecución de las obras será de 2,5 meses desde la firma del contrato.

Por otro lado, la empresa adjudicataria de los trabajos deberá realizar como mejora un equipamiento deportivo en la zona de Mar y Sierra. En concreto, construirá una pista de mini-fútbol sala donde se colocarán, además, dos canastas para la práctica del baloncesto. De esta manera, se continúa con la política de acercar el deporte a todas las barriadas de manera gratuita al transformar parcelas municipales en desuso en zonas deportivas y de ocio.

Velasco ha subrayado que con la remodelación integral del casco antiguo no sólo se consigue el embellecimiento de la ciudad y la renovación de las canalizaciones, sino que se fomenta la creación de empleo a través de inversiones productivas que favorecen la contratación y la creación de nuevos puestos de trabajo. De hecho, la mayoría de las obras ejecutadas dentro de esta iniciativa de regeneración del casco antiguo han sido realizadas por empresas de Estepona.

Además, la peatonalización convierte la zona en un punto de atracción y las empresas tienden a instalarse en estas áreas a fin de captar clientes, lo que genera dinamismo comercial.