El Ayuntamiento organizará cuatro talleres para reducir los casos de absentismo escolar en la ciudad

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha presidido la primera Comisión Municipal de Absentismo Escolar del curso 2016/2017, donde están representados los diferentes miembros de la comunidad educativa, responsables de la Policía Local, psicólogos, técnicos municipales, inspectores de Educación, equipos de orientación educativa y representantes de la delegación provincial de Educación.

El regidor ha anunciado que durante este curso académico se van a celebrar cuatro talleres dirigidos a los alumnos de secundaria para reducir los casos de absentismo. A ese respecto, ha señalado que cuando un joven decide abandonar sus estudios o asiste de forma irregular a clase debe ser “ayudado por su entorno y la comunidad educativa”, ya que “está en juego su futuro y sus opciones laborales”.

Para evitar que se produzcan nuevos casos de absentismo, el Consistorio va a impartir estos talleres en los que psicólogos abordarán cuestiones como el autocontrol y la inteligencia emocional, técnicas de estudio para mejorar los resultados académicos o la importancia de proseguir con los estudios.

Durante el pasado curso, la Comisión Municipal de Absentismo Escolar atendió o hizo seguimiento a 88 casos de jóvenes que dejaban de asistir a clase de forma regular o que abandonaban sus estudios. Siguiendo el Protocolo indicado en el Plan Provincial de Absentismo, nueve casos fueron derivados a la Fiscalía de Menores.

García Urbano ha adelantado que los agentes de la Policía Local continuarán trabajando en los entornos de los centros educativos para detectar posibles casos de absentismo, y confía en que esta campaña de prevención junto al trabajo que realiza la comunidad educativa y los talleres que se van a llevar a cabo, contribuyan a reducir los casos de abandono educativo.

Asimismo, ha destacado la labor de seguimiento que realiza la Comisión Municipal de Absentismo de los estudiantes que en cursos anteriores han tenido problemas de asistencia a clase. “Esta vigilancia facilita que el joven se siga sintiendo parte de la comunidad educativa, lo que reduce las posibilidades de abandono”, ha concluido el primer edil.