El Ayuntamiento encara la última fase del plan de poda, que actuará en un total de 8.000 árboles en la vía pública

El plan municipal de poda realizado por la UTE -Inditec-ORtiz-Ituval-, que arrancó el pasado mes de noviembre y actuará en un total de 8.000 árboles, ha entrado en su recta final.

La concejala del área de Gestión de Recursos, Pilar Fernández-Fígares, ha indicado que los trabajos comenzaron en las principales vías y avenidas, y durante las próximas semanas proseguirán por todo el término municipal.

La edil ha indicado que “es indispensable realizar una poda de mantenimiento de los árboles, que consiste en eliminar ramas secas, tocones, ramas con riesgo de rotura o ramas que estorben el paso de personas o toquen cables o edificios”. De esta manera se consigue un doble objetivo, mantener el árbol con una forma adecuada para que crezca sano y fuerte y evitar el riesgo de caída de ramas sobre la vía pública.

El plan de poda incluye también a los numerosos naranjos que adornan céntricas plazas y calles del municipio. Los operarios han limpiado los árboles de ramas secas y también han recogido los frutos que estaban en mal estado o que ya se habían caído al suelo. 

La concejala de Gestión de Recursos afirmó que este plan de poda ha sido posible con la externalización de los servicios de mantenimiento de parques y jardines, ya que ahora se cuenta con más personal y maquinaria para realizar labores de mantenimiento.“Tener cuidados los árboles de la ciudad  es primordial para dar una imagen cuidada y limpia de Estepona”, aseguró Fernández- Fígares.