El Ayuntamiento de Estepona ordena una revisión complementaria y el cierre preventivo del tobogán, cuya homologación y seguridad habían sido certificadas por la empresa especialista instaladora

El Ayuntamiento de Estepona ha ordenado una revisión complementaria del tobogán, a la empresa instaladora del mismo, cuya seguridad y homologación habían sido certificadas por la empresa especialista instaladora del mismo.

El Ayuntamiento tenía colocadas indicaciones de cómo se debe usar el tobogán de forma adecuada para no comportar riesgos. Entre ellas, las de prohibido deslizarse tumbado, obligatorio deslizarse sentado y con los brazos recogidos o no usar la instalación si está siendo usada por otra persona, entre otras recomendaciones.

De esta forma, la imagen difundida ampliamente por redes sociales corresponde a un hecho aislado, ya que más de un millar de usuarios probaron ayer esta infraestructuras haciendo un uso adecuado de la misma y, por tanto, sin ninguna incidencia; si bien, el Consistorio ante esta situación, ha solicitado esta nueva revisión para reforzar el convencimiento sobre las máximas garantías del uso del mismo.

Este tobogán es un elemento dentro de un conjunto de zona verde de más de 20.000 metros cuadrados, cuya ejecución y financiación han correspondido a las obras de urbanización responsabilidad de la empresa promotora del desarrollo de este sector.