El Ayuntamiento de Casares aprueba un presupuesto de 12.848.723 euros que apuesta por el empleo, los derechos sociales, los servicios públicos, la participación ciudadana y la mejora de las inversiones

La aprobación del presupuesto ha sido el asunto principal del Pleno Ordinario celebrado por el Ayuntamiento de Casares esta mañana. Una cuenta que prevé unos gastos 12.848.723,47 euros durante 2017 y unos ingresos de 14.788.470,05 euros. Y que refleja el interés del equipo de gobierno local (IU) por continuar con una política que “apuesta por el empleo, los derechos sociales de las personas, el mantenimiento, mejora y ampliación de los servicios públicos, la participación ciudadana y seguir mejorando las infraestructuras del municipio” ha explicado el alcalde durante su intervención.
Pepe Carrasco ha destacado como inversiones más importantes para el próximo año la construcción del Centro Multiusos de Casares Costa, la remodelación de la calle Manilva del Secadero, la reforma de la comisaría de Policía Local, la ampliación de las instalaciones deportivas, el Programa Municipal de Viviendas y la adquisición del edificio de viviendas de Sotocolorado.

Y ha dicho que se trata de un presupuesto equilibrado que cumple con el techo de gasto, y sigue aumentando a pesar de estar limitado por las exigencias del gobierno central. En el que no se contempla ninguna subida de impuestos mientras aumentan las inversiones y la prestación de servicios a la ciudadanía.

Tras un arduo debate entre los portavoces de los grupos políticos, el presupuesto fue aprobado con los 7 votos favorables de los representantes del equipo de gobierno de IU, mientras los dos ediles del PP y los 2 del PSOE que estaban presente votaron en contra.

Ayudas a la Educación
Durante la sesión plenaria se aprobó también, en este caso por unanimidad, una nueva ordenanza que recoge todas las subvenciones educativas del Ayuntamiento de Casares, entre las que se incluyen: las becas formativas de las que este verano se han beneficiado 36 estudiantes universitarios que han realizado prácticas en diferentes áreas municipales al tiempo que recibían una ayuda económica; las becas de transporte cuya cuantía depende de las calificaciones de los beneficiarios; las becas para cursos de idioma en extranjero con ayudas de 1.500 euros para gastos derivados de la estancia y clases; los cheque-libros para los escolares de infantil de 3 a 5 años; y el método educativo y uniformes para los usuarios de las guarderías municipales.

Durante la sesión también se aprobó otra ordenanza municipal en la que se recogen las bases de la convocatoria de los Premios Blas Infante: Casares Solidario, se ratificó el convenio Qualifica, se votó la renovación del convenio Ventanilla Única con Diputación y la aceptación de la cesión gratuita de un inmueble en Calle Barrio Bajo, una vivienda en ruina cuya demolición ya prepara el Ayuntamiento para crear un nuevo espacio público.

Al tratarse de la última sesión ordinaria de este año el alcalde aprovechó para realizar un balance del trabajo realizado desde el Ayuntamiento durante 2016 en el que destacó la política de empleo con más de 100 contratos a través de la Bolsa de Empleo, las principales infraestructuras en las que se trabaja, los servicios propios e impropios que se ofrecen desde el consistorio, las políticas educativa, deportiva, de cultura y de fiesta, y otros muchos proyectos en los que trabaja el equipo de gobierno local.

En el turno de mociones fueron presentadas dos por el grupo de Izquierda Unida: una en defensa del empleo público y los servicios municipales aprobada con los votos de IU y la abstención de la oposición; la otra para mostrar el rechazo a las políticas de austeridad derivadas de las exigencias de la Unión Europea y de la Ley de Estabilidad Presupuestaria que afecta a los servicios públicos, salió adelante con los 7 votos de IU.

La última moción, en este caso institucional y presentado por urgencia, fue una petición de apoyo a todas las instituciones para atender a los damnificados por la tromba de agua caída en la Costa del Sol a principio de este mes, y fue aprobada por unanimidad.

Preguntas y respuestas

La sesión finalizó con el habitual turno de ruegos y preguntas en el que los concejales de los diferentes grupos políticos pudieron preguntar sobre asuntos relacionados con el trabajo que llevan a cabo los miembros del equipo de gobierno.

Finalizada esta sesión ordinaria se celebró un segundo pleno, en este caso extraordinario y a solicitud de la oposición, al igual que el del pasado 2 de diciembre. Una sesión en la que los concejales del PSOE y PP preguntaron sobre subvenciones, facturas y la gestión municipal, y que fue aprovechada por los miembros del equipo de gobierno local de exponer exhaustivamente la labor que realizan para mantener los servicios que se ofrece a la ciudadanía desde el Ayuntamiento.

Tras las dos largas sesiones los representantes de los tres grupos que componen la Corporación Municipal tuvieron un turno de palabra para felicitar las fiestas a la población de Casares.