El Ayuntamiento aprueba un presupuesto de 10.359.091,63 € aunque tiene una previsión de ingreso de 12.427.012,30 €

El Ayuntamiento de Casares ha aprobado en la sesión plenaria su presupuesto municipal para este año, 2013, que asciende  a 10.359.091,63 €, una cuantía que está limitada por Ley de Estabilidad Presupuestaria y por el techo de gasto, ya que el Consistorio tiene una previsión de ingresos que asciende a 12.427.012,30 €. El desbloqueo del Polígono Industrial ha sido fundamental por la activación económica que representa en un plazo corto-medio.
El presupuesto del Ayuntamiento de Casares presenta como novedad principal la inclusión de la opinión de los vecinos a la hora de decidir qué nuevas infraestructuras se van a realizar, para lo que se propondrán varias opciones que serán votadas mediante participación ciudadana. Además, incluye otras  obras que ya estaban previstas como la contención del Campo Municipal de Fútbol,  creación de conexiones peatonales en Casares Costa, la Casa de la Juventud del Secadero, adecuación de las antiguas oficinas de la “planta Perea” para adecuarla como centro de Adultos, acondicionamiento de los puntos limpios de “La Laguna” y de Matute, ampliación de los Jardines del Rosario, mejoras en las Fuentes Públicas del Término, acondicionamiento de terrenos para el desarrollo de los Huertos de Ocio.

Creación de Viviendas
Vivienda, es el área que más crece, a la que el presupuesto destina 150.000 € de los cuales 100.000 serán para finalizar la rehabilitación de la antigua Casa del Secretario y la rehabilitación de otra vivienda de propiedad municipal en C/ Copera. Los otros 50.000 € se transferirán a la empresa municipal  Gosermu para comenzar el programa de rehabilitación y regeneración del casco urbano de Casares adquiriendo  viviendas en mal estado, construyendo estructuras y vendiendolas según los costes que conlleven, para que vecinos de Casares las adecuen a través de autoconstrucción.
Este  presupuesto contiene partidas que van a permitir algunos compromisos del  equipo de gobierno con la ciudadanía, como el desarrollo del Plan Estratégico de Dinamización Turística, mejoras en los carriles, Programa Jóvenes por Casares, la realización de actividades para Residentes Extranjeros, puesta en marcha de la Ruta Blas Infante y  programas de concienciación medioambiental en los colegios, entre otros
Personal
En relación a la partida de Personal, la alcaldesa explicó que este presupuesto mantiene toda la plantilla municipal para poder seguir ofreciendo todos los servicios  que el Ayuntamiento da a los vecinos.  Y afirmó que tanto la eliminación de un cargo de confianza, que también se aprobó en la sesión, como de todas las vacantes y bajas que se produzcan servirá para aumentar  el número de contrataciones que desde la bolsa de empleo se realizan. Si en 2012 se vieron aumentadas las contrataciones a 90, este año se pretende aumentar a 120 contrataciones directas, teniendo en cuenta que muchas obras se realizarán con medios propios contratando a personas de la bolsa municipal de empleo.
Gastos impropios
Como viene siendo habitual en el municipio, el presupuesto incluye partidas para servicios que no son competencia municipal, como los gastos de Sanidad y Educación, donde la responsabilidad municipal es mínima, restringiéndose al mantenimiento de los centros, pero debido a las grandes deficiencias de los sistemas público educativo y sanitario “en nuestro municipio nos vemos en la obligación de paliar esas deficiencias con 819.183,79  en educación y 340.841,08 € en sanidad. Es decir más de un 11% del total del presupuesto” explicó la alcaldesa.
Las cuentas municipales fueron aprobadas con los votos a favor del equipo de gobierno de Izquierda Unida  y los votos en contra de los grupos de la oposición.  Según el portavoz del Partido Popular no le ha gustado el reparto de los gastos considerando que se debía destinar una partida mayor a inversiones.
Por su parte el representante del Partido Socialista también criticó que no se destinaran partidas mayores a obras y empleo, a lo que añadió la alcaldesa que había pendientes más obras del presupuesto anterior como las previstas en Concertación y Plan Qualifica, entre ellas el edificio de calle Camacha,  cuyo inicio dependía de otras administraciones.