El Ayuntamiento amplía a 16 el número de desfibriladores tras la donación de un nuevo dispositivo por parte de una vecina

El Ayuntamiento de Estepona ha recibido un desfibrilador donado por Ana María Peña, una vecina de la ciudad que hace años perdió a su hijo debido a un infarto mientras practicaba su deporte favorito en la pista de skatepark del pabellón deportivo El Carmen.
Para conseguir recaudar el dinero suficiente y adquirir este dispositivo, Ana María se ha dedicado a confeccionar pulseras que iba vendiendo en eventos multitudinarios y en establecimientos colaboradores. En total ha conseguido vender un total de 1.165 pulseras.

Con el dispositivo que hoy ha sido entregado, el Consistorio cuenta ya con 16 desfibriladores que presentan servicio en distintas instalaciones municipales. El Ayuntamiento comenzó en 2014 a instalar estos dispositivos en espacios como el polideportivo ‘El Carmen’, en el edificio Puertosol y en el Centro Cultural Padre Manuel. En 2017 se amplió el número de espacios ‘cardioasegurados’ con la instalación de desfibriladores en todos los equipamientos deportivos de la ciudad y en los coches de la Policía Local que se encuentren realizando servicios de patrulla, ya que éstos son los primeros en personarse en las zonas donde se recibe un aviso de parada cadíaca.

Además, se adquirió otro desfibrilador  portátil que puede ser utilizado por personal municipal en eventos multitudinarios como ferias, conciertos o festivales. Recientemente, se han instalado otros dos en el nuevo Estadio de Atletismo y en la delegación municipal de Bienestar Social.