Verónica Forqué encabeza Buena gente, una pieza sobre las diferencias de clase

David Serrano dirige la tragicomedia, un éxito de Broadway que sube mañana y el jueves a las tablas del Cervantes dentro de la programación del 33 Festival de Teatro de Málaga

 Verónica Forqué protagoniza Buena gente, una tragicomedia costumbrista sobre las diferencias de clase social que viene precedida por su gran éxito en Broadway y que llega mañana a Málaga. Juan Fernández, Pilar Castro, Susi Sánchez, Malena Gutiérrez y Diego Paris la escoltan en la adaptación para nuestras tablas de la pieza del ganador del Pulitzer David Lindsay-Abaire, una de las más celebradas del teatro contemporáneo norteamericano. El Teatro Cervantes arma su maquinaria para recibir mañana y el jueves dentro de la programación del 33 Festival de Teatro de Málaga una obra en la que las risas, aunque algo amargas algunas, están garantizadas (20.00 horas, entre 10 y 27 euros).

 David Serrano dirige su propia adaptación del texto original en este montaje de Producciones Teatrales Contemporáneas, en la que Verónica Forqué encarna a ‘Margarita’, una madre soltera de casi sesenta años con una hija discapacitada de cuarenta que acaba de ser despedida del trabajo. La obra habla “de la importancia de la suerte, de hasta qué punto nos marca más que el esfuerzo personal, la voluntad o el coraje”, ha explicado Forqué en una reciente entrevista.

Buena gente se zambulle en la vida real, donde los humildes mortales no viven en mansiones de lujo, no conducen coches deportivos y donde, cada mes, hacen malabarismos para pagar sus facturas. Y se mete en la cotidianidad y los problemas de ‘Margarita’, una mujer cuyos únicos respiros son los ratos que pasa en el bingo merendando con sus amigas.