UPyD cuestiona la compra de una AUDI A6 por parte del Ayuntamiento

Según información obtenida en la  web del Ayuntamiento, el primer contrato tiene por objeto la adquisición de veintiún vehículos para la Policía Local de Marbella, entre los cuales se incluye un vehículo identificado como “turismo camuflado”, cuyas características técnicas son propias de un turismo de alta gama, con Motor de Turbo Inyección Directa y Tracción Quattro de color negro, y no de un vehículo para labores policiales.

Estos automóviles poseen atributos de confort, exclusividad y refinamiento de los que otros modelos carecen. Por esta razón son más caros que modelos similares, y su precio oscila alrededor de los 60.000 €.

La propuesta aceptada por el Consistorio fue la de AUTOS BELLAMAR SL, en Mijas, que está integrada en el grupo SAFAMOTOR, concesionaria oficial de, entre otras marcas, AUDI y SEAT, siendo ésta la marca de los coches destinados a la Policía Local del Ayuntamiento. UPyD considera, por tanto, que este desmesurado desembolso viene inflado por la compra de un Audi 6, y no se ajusta a las necesidades de un municipio donde en Septiembre de este año los datos estadísticos indicaban que el paro en el municipio de Marbella había subido un 6,14%, con un total de 13.473 personas en paro. 

La formación magenta exige enérgicamente explicaciones respecto al motivo para incluir en esta compra un turismo berlina alta gama, exigiendo un detalle pormenorizado respecto a cuáles son los fines a los que se destinará dicho vehículo, quién será la autoridad que haga uso de él, en qué eventos y bajo qué circunstancias. Para enturbiar más la opacidad de esta compra, hay que añadir que todo esto se ha hecho con cargo a los Presupuestos Municipales y dentro de la partida de vehículos adscritos a la Policía Local. Anteriormente hubo otro intento de compra de un vehículo similar que causó gran revuelo y finalmente se retiró la propuesta, sin tener en cuenta que esta Policía Local tiene grandes carencias de material, en especial una emisora de radio en muy malas condiciones que falla continuamente con el consiguiente peligro para los policías y los ciudadanos.