Un total de 17 empresas optan a ejecutar el segundo tramo del corredor litoral de Estepona

El Ayuntamiento de Estepona ha recibido un total  de 17 ofertas para  construir el segundo tramo del proyecto de corredor litoral de Estepona, que transcurrirá entre La Chimenea y  Playa Bella. El proyecto incluye la construcción de una pasarela de madera de 360 metros de longitud que conectará ambas urbanizaciones y para el que se ha fijado un presupuesto base de licitación de 596.910 euros. Las obras incluyen trabajos de jardinería para embellecer toda la zona, que es de dominio público y que transcurre junto al mar.

 

La concejala del área de Fomento, Infraestructuras y  Turismo, Ana Velasco, ha valorado la alta concurrencia de empresas a los concursos públicos que realiza el Ayuntamiento y ha señalado que será el  Consorcio Qualifica el que adjuduique, de forma definitiva las obras, una vez que la mesa de contratación del Ayuntamiento, integrada por técnicos municipales, elija la empresa que presenta la oferta más ventajosa para los intereses municipales.

El corredor litoral de Estepona  tiene como objetivo unir los más de 20 kilómetros de costa para que los ciudadanos puedan pasear y practicar deporte al aire libre. La puesta en marcha de esta senda peatonal se ha planteado en 12 tramos, cuyos proyectos han redactado los técnicos municipales. 

El primero de ellos se adjudicó por un importe de 37.000 euros, y es el que comprende la zona entre Cabo Bermejo y Residencial San Jaime. En este caso, la mercantil responsable de la obra asume además el suministro e instalación de diez bancos y diez papeleras para su colocación en los tramos de paseo existentes contiguos al del proyecto. 

La responsable de Fomento ha subrayado que el corredor litoral era una de las principales propuestas del programa electoral del equipo de gobierno, ya que un municipio turístico como Estepona debe aprovechar los escenarios naturales únicos que tiene, para potenciar aún más el atractivo de la ciudad. En ese sentido, recuerda que esta ambiciosa infraestructura pondrá a disposición de los vecinos y turistas más de 20 kilómetros en los que los disfrutarán de unas vistas privilegiadas y de un espacio donde realizar actividades saludables al aire libre.

Este proyecto, que se extenderá por todo el municipio, unirá la localidad con Marbella y Casares, y cambiará la fisonomía de la costa porque pone en valor unos espacios que actualmente están incomunicados y que no pueden ser disfrutados por los ciudadanos. De esta forma, se aumenta la competitividad de la localidad como destino turístico y se garantiza además un ritmo de crecimiento urbanístico sostenible en el tiempo.