Red Talentia demanda incentivos económicos para las empresas que contraten a los beneficiarios de las becas

La asociación de becarios Red Talentia plantea a los partidos políticos andaluces una reflexión sobre la primera década del programa Becas Talentia, iniciado en 2007 como una de las iniciativas más insignes de la Junta de Andalucía para impulsar y retener el talento joven en la comunidad. Desde la convocatoria de 2008 con 200 becas concedidas, han pasado años sin convocatorias (2013, 2015 y 2016) y este 2018 se concederán 30 becas de la convocatoria de 2017. En total, 550 jóvenes andaluces se han formado con programas de postgrado en universidades internacionales de prestigio gracias a las Becas Talentia, en las que la Junta ha invertido más de 25 millones de euros. Sin embargo, las condiciones de la obligación de retorno se han convertido en la mayor inquietud de 4 de cada 5 becarios. Actualmente, en torno a la mitad de los 519 becarios que ya finalizaron sus másteres y doctorados corren riesgo de no poder cumplir con su obligación de retorno. Muchos se plantean no regresar a Andalucía o devolver el importe de la beca.

Red Talentia considera que es el momento de hacer una reflexión sobre Becas Talentia con la precampaña electoral andaluza como escenario de fondo y a la vista de las recientes iniciativas políticas que buscan paliar la ‘fuga de cerebros’ a nivel nacional. Para ello, Red Talentia pide que se escuche a los beneficiarios y plantea las siguientes propuestas:

  1. Compromiso plurianual de fechas para convocatorias y concesión de las becas que garantice aportación presupuestaria. 
  2. Establecer incentivos económicos y/o beneficios fiscales para las empresas que contraten a los beneficiarios de las becas con contratos estables. Una iniciativa similar a la ya adoptada en Castilla La Mancha y aplaudida por la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio.
  3. Facilitar y hacer seguimiento, para que al menos un 15-20% de los becarios trabajen en Andalucía en puestos públicos, para que la Junta de Andalucía y los centros públicos de I+D+i puedan beneficiarse de la inversión realizada con Becas Talentia.
  4. Realizar estudios periódicos que orienten la evolución del programa, comenzando por su primera década en vigor.
  5. Mantener un compromiso de mejora continua a largo plazo, con particular énfasis en las acciones orientadas a apoyar el retorno de los becarios.