Reclaman acciones para hacer cumplir las normas que regulan la actividad deportiva en la Sierra de la Utrera

La Plataforma Ciudadana por la Protección de la Sierra de la Utrera reclama al Ayuntamiento de Casares que adopte las medidas que se acordaron en la reunión de la mesa de seguimiento del BIC Sierra de la Utrera.
El expediente que estudia la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía para conseguir la protección integral de la Sierra de la Utrera como Bien de Interés Cultural está ya en su recta final. Mientras tanto, la Plataforma realizaba el pasado mes de julio una reunión de seguimiento de los temas que afectan a este extraordinario espacio natural del occidente malagueño.
En concreto, la mesa de seguimiento, integrada por los distintos colectivos que componen la Plataforma y en la que también participa el Ayuntamiento de Casares, acordó, entre otras decisiones, hacer cumplir la normativa municipal vigente referente a la práctica de espeleología en la Sierra de la Utrera, decisión que se adoptaba para garantizar la protección de las cavidades que albergan en su interior
yacimientos arqueológicos vulnerables. En ese sentido, las simas Hedionda 2 y 4, formando el Sistema Subterráneo de las Hediondas, son uno de los yacimientos que tienen restricción total de acceso, salvo para el estudio científico en curso que lleva a cabo la Universidad de Córdoba.
Pero la Plataforma ha tenido conocimiento de que un grupo de espeleología con sede en la Línea de la Concepción está entrando regularmente en este yacimiento para la práctica de esta actividad, lo cual, además de incumplir la propia normativa del Ayuntamiento y lo acordado en la mesa de seguimiento, pone en peligro un yacimiento que presenta las evidencias más antiguas de contextos intactos con enterramientos neolíticos del Sur de la Península Ibérica.
La Plataforma también ha sabido, a través del Grupo de Actividades Subterráneas de Casares, que en diciembre pasado se habían producido actos vandálicos en el interior de la Sima Hedionda 2, al localizarse diversos grafitis realizados sobre las paredes a profundidades solo accesibles a espeleólogos experimentados.
La Plataforma denuncia además que este mismo grupo de La Línea ha instalado una vía ferrata en el Canuto de la Utrera, cuando la normativa que incluye el expediente BIC prohíbe, sin autorización de la Delegación de Cultura, la instalación de este tipo de infraestructuras y la apertura de nuevas vías de escalada, y cuando la propia escalada está prohibida en este espacio de diciembre a julio,
respetando el periodo de nidificación de las aves, según normativa de la Junta de Andalucía.
Finalmente, la Plataforma comunica al Ayuntamiento que las personas que están ocupando las casas de los Baños de la Hedionda han instalado ilegalmente una conducción que atraviesa todo el Canuto de la Utrera y capta el agua de la conocida como fuente de la Moña.
Estos hechos van a denunciarse también ante el Seprona y la delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, habida cuenta de que la sima Hedionda 4 ya está inscrita a título individual como Bien de Interés Cultural desde abril de 2015, por las evidencias de arte rupestre que alberga.
La Plataforma insta al Ayuntamiento a tomar medidas con carácter de urgencia en cumplimiento de la normativa vigente para evitar el deterioro de los yacimientos existentes, así como a llevar a cabo los acuerdos adoptados en la mesa de seguimiento, entre los que estaban las jornadas de comunicación a diversos colectivos de los importantes valores que alberga este torcal malagueño y de las
normativas adoptadas para garantizar su conservación.