Principales motivos del auge de las tiendas online de juguetes para adultos

Las plataformas de venta online han irrumpido con fuerza cambiando nuestra forma de consumir. En todos los sectores. Y también, cómo no, en el de los juguetes sexuales. Es el caso de Lovesexing, un sex shop online cuyas visitas y ventas no paran de crecer.

Desde objetos tradicionales como vibradores, bolas chinas o consoladores hasta toda una gama de afrodisiacos, cosmética o juegos de mesa eróticos. En esta tienda online se puede encontrar de todo y, además, también para regalar.

Sí, porque cada vez más el sexo está dejando de ser considerado un tabú. Hasta hace unos años hablar de ello con los amigos resultaba ser casi algo políticamente incorrecto, como casi cualquier tema fisiológico.

Por fortuna, esta tendencia se está cambiando y el sexo, algo que practicamos la mayoría de los españoles y españolas con frecuencia, – o relativa frecuencia, dependiendo de cada caso – está normalizándose, en las conversaciones y en la relación individual, tanto física como mental que cada uno tiene con el acto en sí, con el concepto y con cómo lo vive con su pareja.

Así como en las conversaciones, los juguetes sexuales están viviendo su etapa más dorada. Las tradicionales sex shop, llenas de espejos y colores sensuales, se han dejado conquistar también por las oportunidades que ofrece el mundo online y han lanzado sus tiendas con multitud de categorías y objetos.

Al haberlo hecho, han conseguido enganchar a un público objetivo que era reacio antes a entrar en las tiendas físicas, por pudor o vergüenza o, incluso, por miedo por si se podían encontrar a alguien.

También a los millenials, que han crecido ya en la sociedad digital y están acostumbrados a realizar sus compras por internet. De hecho, es este grupo quien, además, ha crecido y madurado sin ningún tipo de tabú, ni por los objetos y juguetes, ni por querer usarlos, ni por hablar de sexo, por lo que es muy posible que este perfil sea el más representado entre los compradores en este tipo de plataformas.

Por otro lado, además, y ya hablando desde el punto de vista de negocio, según el Foro de Economía Digital, las ventas de productos relacionados con el sexo y lo erótico han crecido un 25% en el último año. No es moco de pavo.

Y es muy probable que esta tendencia positiva de crecimiento se mantenga en el tiempo y siga. Porque, aunque en el campo del sexo parezca que no se pueda innovar, no es así. Basta pensar en el nuevo protagonismo que está tomando la mujer, cada vez más activa, decisiva, conquistando su sitio y provocando y reclamando un nuevo equilibrio, lejos de la sumisión y ausencia de disfrute.

Así, las tiendas online, por sus características, tienen mayor capacidad para poder adaptarse a los nuevos tiempos y las nuevas modas constantemente, vigilando de cerca las novedades de otros países como Estados Unidos y renovando su galería de productos.

Por su parte, los compradores pueden adquirir sus productos sin tener que interactuar con ningún dependiente y a un solo clic.