PODEMOS se felicita de que la Fiscalía investigue la falsificación del PGOU, que incluye el intento de deslinde con Benahavís

La formación morada recuerda que lleva un año insistiendo en una Comisión de Investigación ante la desidia y apatía del Tripartito (PSOE+OSP+IU).

Una de las reivindicaciones de PODEMOS Marbella-San Pedro, así como del Grupo Municipal al que apoya, CSSP, era que no se cerrase en falso, entre otros, el caso de la fallida alteración de lindes entre Marbella y Benahavís, perpetrada por el PP aprovechando su mayoría absoluta en ambos municipios.

PODEMOS siempre defendió que no se diese carpetazo al asunto una vez cerrado y concluido el proceso mediante la anulación del mismo, sino que se iniciase una investigación que depurase todas las responsabilidades.

Recuerdan que el Grupo Municipal CSSP llevó a pleno la creación de una comisión de investigación y una vez aprobada quedó en el limbo durante meses. Ante las insistencias de los concejales de CSSP se reunió de una forma poco ortodoxa: sin reglamento, sin funciones claras, sin competencias; lo que provocó las quejas de CSSP-PODEMOS.

Después otro período de varios meses y con la necesidad del Tripartito (PSOE+OSP+IU) del apoyo en el Pleno por parte de CSSP, se aprobó la modificación del formato de la comisión para que tuviese una mayor operatividad. Pero han vuelto a pasar varios meses sin ser convocada.

PODEMOS lamenta la falta de interés en investigar el proceso por parte del PSOE, que parece contentarse con que se haya detenido y evitado el deslinde. Y que, finalmente, haya tenido que ser el trabajo de una iniciativa ciudadana el que impulse la denuncia de la Fiscalía.

Uno de los objetivos para crear una Comisión de Investigación era la posibilidad de descubrir aspectos que pudiesen ser comunicados a la Fiscalía no solo sobre el deslinde, sino también la alteración de 22 planos y la Memoria del PGOU.

PODEMOS recuerda a la ciudadanía que los terrenos objeto de deslinde incluyen propiedades de la ex-alcaldesa y de personas cercanas al PP y que la calificación urbanística y edificabilidad de esos terrenos cambiaban de rústicos en Marbella a urbanizables en Benahavis, así como también la carga fiscal sobre los mismos.