Las becas del grupo Alfil se amplían este año a universitarios deportistas gracias a un acuerdo firmado con el Trocadero Marbella Rugby Club

El Grupo Alfil ha abierto por cuarto año consecutivo la convocatoria para otorgar 30 becas de alojamiento a otros tantos estudiantes universitarios de Marbella y San Pedro para que cursen sus estudios superiores en Málaga.

De las 30, diez se entregarán teniendo en cuenta únicamente la excelencia académica y las 20 restantes, además de los resultados de sus estudios, valorarán el perfil de los estudiantes y su situación socioeconómica. Las primeras tendrán una aportación de 1.800 euros y las segundas, 900 euros, cantidades que serán bonificadas en los alojamientos que el grupo tiene en Málaga.

Asimismo, este año como novedad, en todas ellas también se va a premiar el esfuerzo deportivo. Esto es posible gracias a un acuerdo alcanzado entre el Grupo Alfil y el Trocadero Marbella Rugby Club que tiene como finalidad que los jóvenes deportistas que han tenido que salir de Marbella para continuar con su carrera deportiva y universitaria puedan volver a su ciudad, así como para mantener a los chicos de la cantera.

El presidente del grupo empresarial, Francisco Gómez, ha explicado que “estas becas se enmarcan dentro de nuestro programa de Responsabilidad Social Corporativa y que en sus cuatro años de vida ya han beneficiado a 90 alumnos, con una aportación de casi 160.000 euros”.

“Con ellas lo que intentamos es transmitir a los jóvenes la cultura del esfuerzo y la búsqueda de la excelencia a través de los estudios, y este año, como novedad, también a través del deporte”, ha indicado Gómez. En este sentido, ha explicado que hace unos meses el Trocadero Marbella Rugby Club les presentó su proyecto de tener un equipo en categoría nacional “algo que nos pareció una idea magnífica, y más con el rugby, un deporte tan vinculado con el mundo universitario”.

Estas becas son totalmente compatibles con otras de ámbito local, autonómico y nacional y uno de sus principales requisitos es que los candidatos estén empadronados en Marbella o San Pedro. “Sin embargo, para este año, y solo para los deportistas que hayan tenido que trasladarse a otros municipios para seguir con su carrera deportiva y universitaria, esta condición no se tendrá en cuenta”.

Esta circunstancia ha sido especialmente valorada por los responsables del club de rugby. “Es una oportunidad para mantener en Marbella a los chicos que salen de la cantera con un gran nivel y que en algunas ocasiones se van a otros clubes que ofrecen becas de estudios”, ha indicado el director-gerente del club, Ignacio Molina.

Las solicitudes se pueden presentar a partir 23 de junio, en la delegación de Cultura del Ayuntamiento y en la sede del Grupo Alfil, hasta el 29 de julio.