La otra pasarela

Para muchos, la verdadera pasarela no es aquella en la que los diseñadores presentan sus nuevas colecciones, sino la que encontramos en la calle. El street style (estilo de la calle) es probablemente la mejor forma (y la más real) para ver la moda, y para cazar nuevas tendencias, y ya no solo durante las semanas de la moda o a la entrada de las colecciones crucero o pre-fall, sino diariamente y en sitios como la quinta avenida de Nueva York o la feria de arte contemporáneo de Londres.

 

Esta última, también conocida como Frieze (que también tiene lugar en Nueva York en mayo), se celebra todos los años en octubre, y su importancia es tal que Suzy Menkes, una de las periodistas más importantes y reconocidas en la prensa especializada en moda, y actualmente Editora Internacional de Vogue, se ha hecho eco de ella y de su street style.

Según Menkes, los visitantes de esta feria son los “creadores de tendencias de un mundo internacional”, motivo por el cual decidió parar a algunos de los asistentes para preguntarles sobre las prendas que llevaban.

Como una pasarela más, en la feria de arte contemporáneo de Londres podemos encontrar desde diseños de Marc Jacobs o Dior, a otros más low cost como los de H&M o Zara. Todos los años hay unas marcas que se repiten más que otras; muchos opinan que esta es otra forma de conocer el éxito de las últimas colecciones. El año pasado, fue Prada; sin embargo, este año solo se han podido ver algunos zapatos, bolsos y abrigos de Prada, y pocos han sido los que han nombrado la firma cuando les preguntaban por qué llevaban puesto. Una de las firmas más vestidas (y nombradas) este año es, sin duda alguna, Céline.

El minimalismo con el que Phoebe Philo, directora creativa de Céline desde 2008 y considerada por muchos la Reina Midas de la industria de la moda, ha caracterizado a la firma, la ha colocado como una de las favoritas y más vestidas en los últimos años. Pero, como hemos podido comprobar viendo las prendas en la feria, a esta firma le siguen muy de cerca otras como Saint Lauren, la firma más nombrada tanto por hombres como mujeres, quizá por los cortes rectos, sencillos y elegantes; Chloé y Balmain.

Muchos (entre los que se encuentra Suzy Menkes) creen que el éxito e importancia del street style reside en la mezcla. El street style no solo permite captar nuevas tendencias o comprobar que colecciones han causado más impacto en la gente, que prendas o estilos han tenido más éxito, sino que además permite ver esa, esas mismas prendas o estilos de una forma distinta y más real a como hicimos en la pasarela, dotando de personalidad y de significado a las prendas y, en definitiva, dando la impresión de que estamos viendo algo nuevo, motivo por el cual el street style seguirá teniendo la misma importancia, o más si cabe, en un futuro.

 

Nerea Maroto.