La Diputación invertirá 426.000 euros en una nueva fase del arreglo de la carretera que une Estepona y la Serranía

La Junta de Gobierno de la Diputación de Málaga ha dado luz verde a la contratación de una nueva fase de la mejora de la carretera MA-8301 (Estepona-Jubrique por Peñas Blancas), que comunica la Costa del Sol con la Serranía. Recientemente, ha concluido el arreglo de otros 2,5 kilómetros de esta vía, que tiene un trazado total de 32,2 kilómetros.

El diputado de Fomento e Infraestructuras de la Diputación, Francisco Oblaré, ha explicado que la obra afecta a un tramo de siete kilómetros (desde el punto kilométrico 16,800 hasta el 23,800), entre el puerto de Peñas Blancas y Jubrique. Tras el visto bueno de la Junta de Gobierno, la actuación saldrá a licitación en próximas fechas por un importe total de 426.739,62 euros.

El proyecto de mejora de la vía contempla el extendido de una capa de recargo a base de hormigón asfáltico en caliente con seis centímetros de espesor. Además, la actuación se completará con señalización horizontal con pintura termoplástica en los bordes de la calzada de la carretera en 14 kilómetros.

Adicionalmente, se ha previsto también una adecuación de cunetas terrizas en los tramos en peor estado cara a mejorar el drenaje de la plataforma y prolongar la vida útil de la mezcla asfáltica que se extenderá.

Oblaré ha destacado la importancia de esta vía, ya que comunica la Costa del Sol Occidental, a través de Estepona, con la Serranía de Ronda, especialmente el Valle del Genal. En este sentido, indica que la Diputación de Málaga está realizando un esfuerzo inversor para mejorar notablemente la carretera, incluyendo además nueva señalización para reforzar la seguridad vial.

Recientemente, se ha actuado en otros dos tramos de 2,5 kilómetros, entre los puntos kilométricos 26,100 a 28,100 y entre el 23,000 y el 23,540. En este caso, también se ha reforzado la capa de asfalto y se ha pintado señalización horizontal.

El diputado de Infraestructuras también ha recordado la inversión de 1,2 millones de euros para asfaltar y ensanchar 3,5 kilómetros de la carretera MA-8302 (acceso a Genalguacil), el último tramo terrizo de la red provincial.