La concejala de Urbanismo anuncia una reestructuración en la delegación para optimizar los recursos y adaptarlos a la realidad actual del municipio

La concejala de Urbanismo, Isabel Pérez, ha anunciado una reestructuración de la delegación por sectores en lugar de por áreas como existía hasta el momento, con el objetivo de optimizar los recursos y adaptarlos a la realidad del municipio.
La edil ha explicado que este cambio “era preciso por diversos motivos, como la declaración de nulo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2010 por parte del Tribunal Supremo, que complica la redacción de informes a la vez que deja patente la falta de unidad de criterios del esquema anterior”.

El diagrama “cuenta con seis grupos diferenciados, al que se suma la creación de una unidad administrativa para el cumplimiento de la nueva Ley de procedimientos administrativos y que estará unida a la Vicesecretaría del Ayuntamiento”, ha explicado Pérez, quien ha añadido que “todo ello va unido a una nueva mejora de las herramientas informáticas, bases de datos que tratan de mejorar los tiempos en el procedimiento”.

En este sentido, ha detallado que “se han estudiado los flujos de los procedimientos en urbanismo y se está creando una herramienta informática que permitirá hacerlos de manera telemática y guiada”.

Así, dentro del esquema se encuentra el Servicio de Asesoría Jurídica de la delegación de Urbanismo, con los criterios unificados con este mismo órgano del Ayuntamiento, así como la Unidad Administrativa de Trámites y Procedimientos, dependiente orgánicamente de la delegación y funcionalmente de Vicesecretaría.

El Servicio de Infraestructuras y Urbanizaciones centralizará el trabajo, mientras que el Servicio Administrativo de Planeamiento, Gestión, Desarrollo Urbano y Protección de la Legalidad incluye materias referentes al planeamiento, gestión, desarrollo urbano y protección de la legalidad, desde el aspecto administrativo.

La Unidad de Cartografía y Topografía va a estar relacionada con el SITMA (Sistema de Información Territorial de Marbella) y dependerá funcionalmente de Vicesecretaría. A ella se suman Servicio Técnico de Planeamiento, Gestión, Desarrollo Urbano y Protección de la Legalidad y el Servicio de Edificaciones (ITE) y Aparcamientos.

“Muchos de estos sectores ya están funcionando en Urbanismo pero se trata de llevar a cabo una adaptación a la situación actual”, ha apuntado la concejala.

Asimismo, la reestructuración responde “a la necesidad de crear una estructura más sólida, puesto que la existente empezaba a no funcionar bien, estaba muy compartimentada, no daba seguridad de criterios a ciertas áreas ni respuesta a la situación actual”, ha detallado Pérez, quien ha apuntado que “pasar de un modelo de áreas a un modelo sectorial supondrá unificar criterios”.

Por otra parte, la concejala ha fundamentado el cambio en la necesidad de seguir dando apoyo a otras delegaciones del Ayuntamiento. “Ya se realizan informes para otras concejalías, pero hay ciertas competencias que se solapaban y de este modo se dejan más claras, incluso en las áreas que ostento en Urbanismo y Urbanizaciones”, ha apostillado Pérez.

Igualmente, el cambio se apoya en la necesidad de acogerse el Ayuntamiento a la nueva Ley de Procedimientos administrativos, de obligatorio cumplimiento a partir de octubre.

“El urbanismo de Marbella ha sufrido diversos cambios en el último período y eso se refleja en la forma de trabajar”, ha apuntado la concejala, quien ha explicado que “la estructuración de los esquemas sectoriales del nuevo diagrama de la delegación permite que los técnicos puedan realizar más hincapié en un área u otra, dependiendo de las necesidades del momento; algo no permitido en la estructura anterior de áreas”, ha apuntado.

Por otra parte, Isabel Pérez ha anunciado que se abre un plazo de 45 días (los 30 establecidos por ley y otros 15 de ampliación que realiza el Ayuntamiento) para la presentación de alegaciones tras la publicación ayer en el BOP del anuncio de la aprobación inicial del expediente de modificación de las normas urbanísticas del PGOU de 1986