Juan Perro llega al Cervantes en formato trío para reivindicar el blues, el son y las tradiciones populares y cultas de Iberia

El blues, el son y la rumba cubanos y las tradiciones populares y cultas de Iberia son la argamasa con la que Juan Perro construye un trayecto musical en el que lleva deambulando unos cuantos lustros. El alter ego de Santiago Auserón, ex cantante y compositor de Radio Futura, filósofo y avezado musicólogo, recala el domingo en el Teatro Cervantes en formato trío, flanqueado por el guitarrista y armonicista Joan Vinyals y el saxofonista y clarinetista Gabriel Amargant, una agrupación de equilibrio jazzístico con la que explora su objetivo musical: reivindicar los legados afroamericano y afrolatino pasados por el tamiz de lo hispano y de su herencia rockera.

El Juan Perro Trío se plantará en la escena del recinto malagueño (17 horas del domingo 17, de 9 a 24 euros) poco después de que haya pasado por allí el aclamado y exquisito Moby Dick de la compañía vasca Gorakada, un espectáculo para todos los públicos incluido en el ciclo de Teatro Infantil (12.00 horas del 17, 10 euros precio único). El fin de semana de los teatros públicos de Málaga se completa en el Echegaray con la puesta en escena de dos Novelas ejemplares a cargo de Factoría Teatro: La española inglesa y Las dos doncellas. La versión de Diana Luque dirigida por Gonzala Martín Scherman de la obra cervantina sucede en sus bambalinas (sábado 16 y domingo 17, 20.00 y 19.00 horas, de 7 a 18 euros) al Frágil de Laviebel, que celebra hoy viernes su segundo y último pase en Málaga.

Juan Perro está preparando nuevo disco, del cual presentará en Málaga algunos temas en un formato lleno de matices en el que los tres músicos se mueven instintivamente entre texturas elaboradas e ideas improvisadas, dando lugar a situaciones de gran intensidad poética. Auserón ya actuó con Joan Vinyals en el Cervantes en mayo de 2014, entonces con su gira Casa en el aire, con la que presentaba su quinto disco, Río Negro. Ahora suma un nuevo instrumentista para estrenar temas y carearlos, según es costumbre de su taller viajero, con la hechura de lo más selecto del repertorio. Las crónicas de esta gira recién comenzada hablan de que en sus conciertos caben homenajes a Compay Segundo, Louis Amstrong, Duke Ellington o Benny Moré, temas de su discografía posterior a Radio Futura y nuevas composiciones como ‘Obstinado en mi error’, ‘Pies en el barro’, ‘Ámbar’ o ‘Luz de mis huesos’. Una velada de energía fresca y creación musical de un incansable investigador de raíces que reconoce escuchar últimamente “mucha música portuguesa”.

“No soy un jazzman, sino un rockero latino o un sonero ibérico, pero me interesan las voces instrumentales del jazz, ya que el tratamiento que imprimen a las formas de la canción puede sugerir maneras de decir novedosas”, dice Perro-Auserón, que emplea el apoyo de los jazzeros que le acompañan, Vinyals y Amargant, para viajar por Nueva Orleáns, Santiago de Cuba y la Península Ibérica. Todo ello con la puesta en escena habitual de sus conciertos, que incluye anécdotas y explicaciones musicológicas soltadas con humor y profundidad.
¿Y cómo será el disco que está preparando Juan Perro y que empieza a enseñar en conciertos como el de Málaga? “Encontraremos –ha revelado el músico y pensador en una reciente entrevista- la herencia del blues y del R&B hispanizada, compatible con la rítmica afrolatina, de manera que ya no suena a producto importado; un pequeño abanico de sones caribeños que alegran nuestra lengua; formas de los ‘standards’ norteamericanos capturadas en verso español, como ya hicieron los compositores cubanos en los 40 y los 50, y melodías, ritmos e imágenes que podrían venir de cualquier rincón de Iberia, epicentro del universo de hablas romances”.