José Antonio Griñán, investido presidente de la Junta de Andalucía con mayoría absoluta del Parlamento

José Antonio Griñán ha sido investido presidente de la Junta de Andalucía, con la mayoría absoluta de los miembros del Parlamento autonómico. Griñán ha obtenido el voto favorable de 56 (PSOE) de los 109 diputados de la Cámara, mientras que 53 votaron en contra (47 del PP y seis de IU).

 

Con anterioridad a la votación, Griñán ha cerrado el debate de investidura con una decidida apuesta por la igualdad, ha reafirmado su apuesta por el consenso y el diálogo con la oposición y ha advertido de que Andalucía “no cederá ni un milímetro ante lo que tenemos derecho”. A su juicio, la apuesta por la igualdad de oportunidades es “una política transversal”, que “debe estar en todas partes” y conseguirla “con la práctica diaria”.

Durante su intervención en la segunda sesión del debate de investidura, Griñán ha ofrecido a los partidos políticos con representación en el Parlamento andaluz (PSOE, PP e IU) pactos de consenso en materia educativa y desarrollo del Estatuto de Autonomía, así como un acuerdo destinado a luchar contra el paro y a superar la crisis, basado en el documento de trabajo de 41 medidas ya acordadas con los grupos parlamentarios, que se reflejaría en una proposición no de ley en la Cámara autonómica.

En su turno de réplica al portavoz del PP-A, Javier Arenas, Griñán ha insistido en que el Gobierno andaluz no tendrá “ningún problema” en consensuar las medidas en relación a la “educación y la organización de la convivencia”, al tiempo que ha avanzado que se entablará “diálogo” al respecto con los parlamentarios, de los que solicitó “ideas” para “poner encima de la mesa y debatir”.

También ha asegurado un “pacto de consenso” en relación al desarrollo estatuario, como marco en el que se incluyan las “reglas del juego”. En este sentido, ha instado a la Cámara andaluza a “confrontar las ideas”, pero “sin utilizar la realidad social y económica como arma arrojadiza, preocupándonos por los problemas concretos de Andalucía”.

De otro lado, Griñán ha propuesto a los partidos políticos del arco parlamentario “pactos, no consenso” sobre “medidas económicas, financieras y de apoyo a personas que sufren la crisis”, con objeto de “relanzar” la creación de empleo y el crecimiento económico. En este sentido, se ha referido, entre otras, a iniciativas destinadas a las familias y las pymes, ya recogidas, según ha recordado, en el documento de trabajo de los grupos parlamentarios.

También durante la réplica al portavoz de IU, Diego Valderas, José Antonio Griñán ha reafirmado este llamamiento a los partidos con representación parlamentaria para acordar “medidas concretas” que permitan dar una respuesta a los “problemas concretos de los hombres y mujeres de Andalucía”.

Respecto al documento acordado con 41 propuestas para apoyar la recuperación y el crecimiento económico, y utilizándolo como telón de fondo, Griñán ha instado a entrar “en el terreno de lo concreto, que es lo más urgente”, y alcanzar “puntos de encuentro” sobre el mismo, incorporando aquellas nuevas medidas que consideren los grupos. A partir de ahí, ha llamado a realizar un “ejercicio parlamentario”, de modo que sean los propios grupos los que propongan en la Cámara las nuevas medidas, que el Gobierno podrá asumir y ejecutar.

Griñán ha abogado por materializar en medidas precisas las respuestas ante la crisis económica, y ha asertado que “es en las limitaciones, donde se comprueba la ideología, porque es cuando hay que elegir hacia dónde se envían los medios”. “Es posible llegar a acuerdos porque tenemos disponibilidad de recursos”, ha matizado.

Por su parte, el portavoz del PP-A, Javier Arenas, ha coincido con el candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía en la necesidad de llegar a acuerdos en materia educativa y de desarrollo estatuario, así como en el impulso de acciones destinadas a la lucha contra el desempleo y a superar la actual crisis económica.

Crecimiento económico

José Antonio Griñán ha recordado el carácter global de la crisis, y ha apostado por seguir impulsando medidas políticas para paliar sus efectos y propiciar la activación del crecimiento económico y la creación de empleo. Como fruto de ello, ha añadido, cuando se obtengan más recursos para lograr una economía “sana y competitiva”, mejorará la protección social de los andaluces.

En el transcurso de su intervención, tanto Griñán como Valderas han expuesto sus respectivos posicionamientos frente al modelo económico adecuado para salir de la actual coyuntura, repasando los siete ejes transversales expuestos para conformar un marco estable en Andalucía.

“El sector público sólo puede tener una financiación adecuada si existe un sector privado capaz de generar empleo” y que “le sirva de apoyo”, ha asertado, y ha defendido los compromisos para potenciar la seguridad jurídica, una administración ágil o la libre competencia.

Griñán ha subrayado la capacidad del diálogo social para que “el crecimiento económico sea más patente y las crisis más cortas”, y ha recordado que la economía “no es una ciencia” y que, junto a los principios orientativos de la política, la concertación social es un “ejercicio de humildad” que pretende alcanzar los objetivos “junto a los empresarios y sindicatos”.

Por otra parte, se ha referido a distintas actuaciones para promover la igualdad de oportunidades, como las becas de 6.000 euros que se pondrán en marcha a partir del próximo curso, y ha reiterado que la apuesta por la sostenibilidad se dirige a todos los ámbitos, y “también crea riqueza y empleo”.

Márgenes de actuación

En cuanto a las actuaciones que ya se están desarrollando en materia económica, ha valorado que gracias al margen de actuación proporcionado por el ahorro de los últimos años, Andalucía cuenta con recursos para hacer frente a la actual coyuntura y puede ofrecer 5.000 millones complementarios para las 41 medidas acordadas.

Junto a ello, ha apostado por un sistema que sea capaz de compatibilizar la economía de mercado con la protección social, y ha incidido en la importancia de apoyar al sector privado para impulsar el crecimiento económico. Asimismo, se ha referido al crecimiento experimentado por las políticas sociales, que constituyen las dos terceras partes de las desarrolladas por la Junta de Andalucía.

Por su lado, el portavoz de IU ha coincidido con José Antonio Griñán en la necesidad de “hablar claro” a los ciudadanos y “participar de sus preocupaciones”, y ha valorado su “talante” y “disposición al diálogo”. Tras analizar las distintas líneas expuestas en el discurso de investidura del candidato, Valderas ha ofrecido “diálogo parlamentario” y ha propuesto, entre otros aspectos, el impulso a la creación directa de empleo con un plan de empleo público, la creación de la renta básica o el fortalecimiento del sector agroalimentario, el turismo y el sector energético.

Finalmente, el portavoz del Grupo Socialista, Manuel Gracia, ha señalado que el discurso de investidura de Griñán apunta a un proyecto “valiente y comprometido, que no conoce inercias ni servidumbres, sino que se atreve a combinar lo mejor de la práctica política de corte socialdemócrata con lo mejor de los nuevos valores y prácticas cívicas de los sectores sociales modernos, creativos y solidarios que conforman la Andalucía de hoy”.