Griñán propone ‘siete líneas rectoras’ para aumentar la inversión y la creación de empleo

El candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha propuesto durante su discurso de investidura las “siete líneas rectoras” que marcarán, “de forma transversal”, sus iniciativas de gobierno, con objeto de aumentar la inversión y la creación de empleo y fortalecer así “un marco sostenible de crecimiento”. Este escensario estará basado, según ha apuntado, en la seguridad jurídica, una administración ágil, la libre competencia, la innovación, la sostenibilidad, la igualdad de oportunidades y el diálogo social.

 

Griñán, en su intervención ante el Parlamento autonómico, ha destacado que estas directrices configuran “un marco de certidumbres y de estabilidad, de paz social, de equidad y de futuro”, que permitirán potenciar el impacto de las políticas económicas “para configurar un modelo de crecimiento sostenible, que impulsará la creación de empleo de calidad y que tendrá a la educación como eje vertebrador”.

Seguridad jurídica

En primer lugar, el candidato a la Presidencia ha valorado la importancia de la seguridad jurídica y de un marco normativo “comprensible” y con “vocación de permanencia”, ya que, a su juicio este aspecto “es el alma de la actividad económica”. Así, ha apostado por una legislación general “estable”, de modo que “las inversiones proyectadas no se encuentren con cambios imprevistos”.

Además, también ha apelado al buen funcionamiento de la Justicia. Para ello, ha considerado necesario mejorar “los medios materiales y personales” a disposición de la administración judicial. “Es una tarea prioritaria para crear este marco estable para la inversión y el empleo”, ha insistido Griñán, quien ha avanzado que esta reforma “deberá hacerse efectiva” a lo largo de esta legislatura.

Un administración ágil y descentralizada

De otro lado, ha calificado de “imprescindible” consolidar una administración “eficiente”, servida por “funcionarios competentes cuya carrera profesional esté firmemente asegurada por una normativa básica que me comprometo a actualizar”. En este sentido, ha abogado por llevar al Parlamento un proyecto básico de reforma que potencie la capacidad decisoria de su estructura provincial y territorial, así como por incidir en las líneas “ya puesta en marcha”, como simplificación de los procedimientos administrativos.

Griñán pondrá “todo su empeño” en la descentralización de los servicios, proceso que, ha indicado, traerá aparejado una Ley Régimen Local que concretará las competencias básicas de los ayuntamientos y los recursos. El objetivo es “abrir espacios de resolución y de toma de decisiones en el ámbito provincial y local, sin necesidad de que sean los órganos centrales autonómicos los que hayan de tener la decisión de cualquier expediente”, ha dicho.

Asimismo, reiteró que el objetivo inmediato y prioritario del nuevo Modelo Local precisará de tres pasos, como son la presentación de la Ley de Régimen Local de Andalucía; la Ley de Transferencia y Delegación de Competencias a los Ayuntamientos, y la Ley Reguladora de la Participación de los Entes Locales en los Tributos Propios de la Comunidad Autónoma. 

Con el nuevo modelo, el Gobierno local dejará, en palabras de Griñán, “de ser únicamente prestador de servicios y dispondrá, ahora con respaldo normativo, de la capacidad de ordenar y gestionar políticas que tengan en cuenta las singularidades de su territorio y de su población”.

Libre competencia y mayor liberalización del sector de los servicios

Para el candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, la competencia “es una fuerza poderosa para avanzar”, ya que promueve la productividad de empresas y favorece a los consumidores con menores precios y mayor variedad y calidad. Además, ha apuntado que Andalucía cuenta con una experiencia de creación de empleo y crecimiento económico ”cuando se han promovido marcos de mayor competencia”.

En este marco político, los servicios constituyen un sector económico que “debe ser objeto de una mayor liberalización”, por lo que ha apostado por la “tarea ambiciosa” de aplicar este año de la Directiva de Servicios, una iniciativa que desarrollará el Gobierno central en la que colaborará “plenamente” la Junta de Andalucía dentro de sus competencias. “Se reducirán las trabas injustificadas o desproporcionadas y se facilitará el acceso a la actividad”, ha indicado.

Innovación

Otra de las directrices de gobierno de Griñán estará basada en la innovación empresarial, un aspecto favorecido por la “libre competencia” y que requiere de “capacidad emprendedora para introducir un nuevo producto o para mejorar un proceso productivo”. “No hay innovación sin capacidad emprendedora, sin visión de futuro, sin confianza y sin asunción de riesgos”, ha subrayado.

En este sentido, el candidato a la Presidencia de la Junta ha propuesto a la Cámara andaluza continuar impulsando iniciativas que, “a partir de objetivos ambiciosos, favorezcan la innovación”. No obstante, ha dejado claro que Andalucía “ha recorrido un amplio y fructífero camino en este sentido”.

Sostenibilidad

Por otra parte, ha resaltado la relevancia de la sostenibilidad, tanto ambiental como económica. Y es que, ha asegurado, “sólo la utilización responsable y la conservación de los recursos naturales puede garantizar en el futuro el desarrollo económico y con él la preservación del sistema social”.

Griñán ha valorado que los líderes mundiales “también han apostado por un crecimiento sostenible y respetuoso con el medio ambiente”, así como ”han incidido en la necesidad de impulsar las actividades económicas relacionadas con el medio ambiente”. “Se trata, pues, de un compromiso global al que Andalucía se suma sin reservas”, ha admitido.

En este apartado, también ha concretado que el futuro Gobierno andaluz debe “hacer un esfuerzo especial” en dos aspectos como el agua y el suelo. Así, ha resaltado el proyecto de Ley de Aguas, “un compromiso firme de gobierno con un importante consenso social”, además de impulsar un “modelo urbanístico ordenado, con ciudades habitables para nuestros ciudadanos, respetuosas con el medio ambiente y que favorezca la cohesión territorial y social”.

El candidato no ha ocultado que el sistema económico depende de “un uso de la energía, prudente, no contaminante y eficiente”. “El modelo, aún predominante, no es sostenible ni desde el punto de vista medio ambiental, ni desde el social y económico”, ha señalado Griñán, quien ha manifestado que “nuestra opción por un nuevo modelo energético no es sólo el compromiso en la lucha contra el cambio climático, sino también con la sostenibilidad del crecimiento económico”.

En esta línea, ha señalado que esta apuesta “será ganadora” si viene acompañada por “un esfuerzo inversor, sobre todo en I+D”. De este modo, ha valorado la “gran capacidad de crecimiento” de Andalucía en este sector, “que es una actividad económica de futuro generadora de empleo”.

Igualdad de oportunidades

Por otra parte, José Antonio Griñán ha resaltado las políticas de igualdad, condición “necesaria para un modelo económico competitivo y eficiente”, amén de ser un derecho constitucional y estatutario. A su juicio, “la igualdad de oportunidades es la que más rentabiliza nuestra inversión en conocimiento”, por lo que ha abogado por “convertir la igualdad de oportunidades en un pilar fundamental y reforzar los cimientos de la sociedad y la economía para hacerla más competitiva, cohesionada y sostenible”.

Asimismo, ha avanzado que, además de la lucha contra la violencia de género, que este apartado debe ser “objetivo de todas las políticas”, al tiempo que ha afirmado que “más igualdad de oportunidades hace una sociedad mejor y además aporta más riqueza y mayor eficiencia económica”. 

Diálogo social

La última línea de trabajo del candidato se basa en el diálogo social, “una seña de identidad de Andalucía, sin la que no se entiende el enorme avance y crecimiento experimentado en los últimos años”. De hecho, ha asegurado que “sin la concertación, la crisis sería más grave, la fractura social sería inevitable y el horizonte de esperanza mucho más lejano”.

Por ello, Griñán potenciará esta iniciativa, afirmando que “no regatearé ningún esfuerzo, para hacer posible esos consensos básicos”. Así, ha indicado que estos convenios son “imprescindibles para atacar el desempleo y volver a iniciar del crecimiento económico”, como se demostró, a su juicio, tras la crisis de principios de la década de los noventa.