García Urbano: “Han sido tres meses de restauración para sentar las bases de funcionamiento del Ayuntamiento”

alcaldeb

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha realizado hoy el balance de la gestión llevada a cabo durante los cien primeros días de gobierno y ha asegurado que han sido tres meses de restauración para sentar las bases de funcionamiento del Ayuntamiento,  basado en la premisa del cumplimiento más escrupuloso del principio de legalidad.

 

 

En este sentido, el primer edil se ha referido a que en estos primeros meses de gobierno municipal se han puesto en marcha medidas para que el Ayuntamiento recupere la normalidad institucional y la seguridad jurídica que se perdieron durante años de “desgobierno y falta de seriedad” en la Administración local.

 

“Cuando llegamos, el Ayuntamiento era lo más parecido a una casa en llamas, y lo primero que hay que hacer cuando entras en un incendio es apagar los fuegos existentes e intentar salvar los muebles que se puedan y a partir de ahí, comenzar a reconstruir el edificio”, ha puesto como ejemplo el alcalde, en referencia a la labor que se ha tenido que realizar en el Consistorio. “El Ayuntamiento estaba al borde del colapso, pero se ha logrado encauzar esta situación”, ha añadido.

 

“Han sido tres meses de sorpresas: de amenazas de cortes de suministros básicos como luz, gasolina o recogida de basura, de encontrar una deuda oculta de más de 300 millones de euros; más de 3.000 expedientes urbanísticos paralizados; más de un millar de pleitos interpuestos contra el Ayuntamiento, gran parte de ellos por los propios trabajadores municipales”, ha enumerado García Urbano, que se ha referido además a que las relaciones con los proveedores, las administraciones y los empleados municipales estaban “rotas”.

 

Con todo, el primer edil ha señalado que estos cien días de gobierno han sido “fructíferos” y que se han puesto en marcha los mecanismos para permitir al municipio mirar al futuro con “optimismo”. “Se han llegado a acuerdos importantes e históricos con la plantilla municipal para devolver la paz social y se ha transmitido la confianza suficiente a los proveedores y empresarios para encauzar la situación económica de un ayuntamiento que en junio tenía ya gastado el 83% de su presupuesto”, ha manifestado García Urbano, que ha asegurado que el pago a los proveedores se restablecerá a partir de enero, cuando el equipo de gobierno ya tenga un nuevo presupuesto que no genere deuda nueva y que permita afrontar estos pagos.

 

El alcalde también se ha referido a los proyectos desbloqueados durante estos meses. “Hemos demostrado que solo se necesitaba voluntad política para poner en marcha iniciativas enquistadas como la apertura del parque de bomberos, la cesión de los terrenos para el futuro centro hospitalario o para el colegio concertado Juan XXIII”, ha añadido el regidor, que ha asegurado que ya se han cumplido el 30% de las propuestas prometidas durante la campaña electoral. “A esto hay que sumar otras acciones, no de tanta envergadura, pero que van a permitir mejorar los servicios, como es la puesta en funcionamiento de una nueva ambulancia y un camión de bomberos”, ha agregado el alcalde.

 

“Son ejemplos de la gestión intensa y de la agilidad llevada a cabo en estos meses y de los primeros pasos de un camino que conduce a que Estepona recupere el prestigio y la imagen que nunca debió perder”, ha precisado García Urbano, que ha indicado que de Estepona “ya no se habla por asuntos negativos, sino por haber recuperado la normalidad”.

 

“Los ciudadanos pueden pensar que no se han realizado obras grandes, pero estamos haciendo el trabajo que no se ve, esto es, poner los cimientos para que el municipio avance”, ha indicado el alcalde, que ha asegurado que ya ha mantenido encuentros con varios inversores que quieren poner en marcha proyectos en la localidad.