Estepona, Marbella, Fuengirola, Mijas y Manilva exigen a Fomento el pago de la iluminación de la A-7

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, junto con sus homólogos en Fuengirola, Esperanza Oña; Mijas, Ángel Nozal; Marbella, Ángeles Muñoz, y la concejala de Manilva, Eva Galindo, han ofrecido hoy una rueda de prensa en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol para informar a la ciudadanía de que dichas localidades vienen pagando la factura de la iluminación de la autovía A-7 a su paso por los respectivos municipios desde hace casi dos décadas. Dichos pagos, que son competencia del Estado, han supuesto un coste conjunto para las arcas municipales de 11 millones de euros en los últimos 15 años. Una cantidad que van a reclamar al Gobierno, además de solicitar a la compañía eléctrica que, en el plazo de un mes, pase todos los recibos de la luz referentes a esta iluminación al Estado.

 

 

“Desde hace más de una década, se produce una situación consolidada en la que cinco ayuntamientos pagamos el recibo de la luz correspondiente a la autovía, que es competencia del Estado y un gasto desatendido”, ha señalado García Urbano. El regidor de Estepona ha destacado que, en los últimos meses, los regidores de los municipios afectados han solicitado a través de hasta cuatro cartas una reunión con la Dirección General de Carreteras para exponerle la situación, aunque “sin obtener respuesta”.

Los alcaldes y alcaldesas han informado de que dicho gasto, que se tomó como medida temporal al existir una negativa del Estado a iluminar la autovía, en la actualidad no se puede asumir. “No se trata de un servicio al que se renuncia, sino que es una competencia del Estado que debe ser pagada por el Gobierno”, ha añadido el regidor esteponero.

Por su parte, Esperanza Oña ha señalado que el tramo de Fuengirola, que es el más pequeño por el término municipal de la ciudad, viene siendo abonado por el Ayuntamiento desde 1992. “La iniciativa que presentamos es que cada cual pague lo suyo. En Fuengirola, la cuantía de los últimos 15 años asciende a 600.000 euros”, ha resaltado, además de incidir en que los municipios “damos el plazo de un mes para que los contratos pasen a su verdadero titular, que es el Ministerio de Fomento”.

Oña ha destacado que “es terriblemente injusto que los ciudadanos paguen por un servicio que no les corresponde. Ante la negativa a iluminar, los ayuntamientos se hicieron cargo momentáneamente de la iluminación. Una medida que se ha extendido durante dos décadas y que, con los tiempos de crisis económica que atravesamos, no se puede mantener”.

Por su parte, la regidora de Marbella ha destacado que la situación de Marbella es especial, ya que pagan una parte de la autovía por ser considerada tramo urbano. Sin embargo, ha resaltado que “estamos pagando injustamente la luz de la autopista, que sólo en 2010 supuso una facturación de 219.000 euros”. Dicha cantidad, trasladada a los últimos 15 años, ha supuesto un abono de 1,8 millones de euros.

Nozal ha insistido en que “no podemos pagar más lo que no nos corresponde”, además de recordar que para cualquier otra actuación que tenga que ver con Carreteras, el Ministerio no deja a los ayuntamientos hacer absolutamente nada sin permiso.

En este sentido, los regidores han puesto  como ejemplo el cambio del límite de velocidad a 80 km/hora impuesto por el Gobierno sin avisar y para recaudar, por lo que “perfectamente podrían hacerse cargo del pago de la luz de los tramos de la A-7 referidos”.

Oña ha recordado que los ayuntamientos gastan en asuntos que son competencia de otras administraciones en torno al 30% de los pagos. Por ello, ha resaltado que “la responsabilidad de la iluminación de la autovía es 100% del Estado, por lo que no sería razonable que estuviera en peligro. Es la responsabilidad del Estado, por lo que el contrato debe pasar al Ministerio de Fomento para que pague lo que le corresponde”.