Estepona impulsa los trámites con el Ministerio del Interior para realizar funciones propias de Policía Judicial

La Junta Local de Seguridad de Estepona ha acordado esta mañana agilizar los trámites y el procedimiento para la suscripción del acuerdo entre el Ayuntamiento y el Ministerio del Interior que permita la participación de la Policía Local en funciones de Policía Judicial, según fija el convenio firmado con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

 

Este ha sido uno de los acuerdos alcanzados en el transcurso de la reunión, que ha estado presidida por el subdelegado del Gobierno, Jorge Hernández Mollar, y el alcalde de Estepona, José María García Urbano, y a la que también han asistido miembros del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil, Policía Local y Bomberos.

La Junta Local de Seguridad ha dado, por tanto, el visto bueno al envío de toda la documentación a la Secretaría de Estado para su aprobación y posterior firma del convenio.

Con la firma de este acuerdo también se evitarán actuaciones que supongan una innecesaria duplicidad de intervenciones policiales.

En cuanto a los datos analizados en la reunión sobre la delincuencia y criminalidad en la ciudad, hay que destacar la buena colaboración llevada a cabo entre la Policía Local y las demás Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Desde 2011 están mejorando los resultados y todo ello pese a las dificultades que supone contar con una población que se duplica en época estival y que se trata de un municipio próximo a Gibraltar y Marruecos, puntos sensibles para el tráfico de Europa por representar una entrada al continente.

Además de la delincuencia común, la Guardia Civil también realiza en el ámbito de sus competencias numerosos controles y verificaciones mediante el Seprona y la Patrulla Fiscal.

La localidad de Estepona tiene una extensión de costa de 23 kilómetros y una población censada de 66.000 habitantes, aunque determinados indicadores municipales sitúan el censo real en 120.000 ciudadanos durante el periodo invernal, llegando a alcanzar el doble durante el verano.