Estepona contará con un dispositivo especial de seguridad y limpieza con motivo de las fiestas patronales de San Isidro

Más de medio centenar de agentes de la Policía Local formarán parte cada día del dispositivo especial de seguridad, que se pone en marcha hoy con motivo de la Feria en honor al Patrón San Isidro Labrador. Esta festividad, que se desarrollará desde hoy y hasta el día 15 de mayo, está organizada por la Hermandad de San Isidro de Estepona en colaboración con el Consistorio.

El dispositivo especial de feria se dividirá en varios subgrupos. Por un lado, la unidad de tráfico, que controlará los accesos y la circulación en el entorno del recinto ferial, y se ocuparáde la reorganización del tráfico durante la procesión del Patrón (15 de mayo); los grupos operativos que atenderán las labores habituales del municipio y una unidad específica de noche que se encargará de la vigilancia del recinto ferial.

Cada una de estas unidades verá incrementado el número de sus agentes durante las horas de más afluencia de público y en función de los eventos organizados cada día. Los agentes se concentrarán, sobre todo, en el Parque Ferial, Deportivo y de Ocio durante todo el día, así como en el recorrido de la procesión el lunes, 15 de mayo. Este día, festivo en la localidad, se espera gran afluencia de público en las calles de la ciudad por lo que los agentes multiplican sus esfuerzos para velar por la seguridad de todos.

La Policía Local, junto con agentes de los cuerpos de seguridad del Estado, Bomberos y Protección Civil, trabajarán de forma conjunta para velar por la seguridad durante la feria. De esta forma, harán filtros en la entrada del recinto para evitar incidencias. La vigilancia se intensificará por las noches en el recinto ferial durante los fines de semana y en la jornada del lunes durante todo el día en el casco urbano, donde también se espera una gran afluencia de público para celebrar el día del Patrón. 

Durante los días de feria los agentes continuarán, además, con la vigilancia y las tareas propias en todo el término municipal, por lo que los policías realizarán un importante esfuerzo para no desatender ninguna zona de la ciudad. Además, se instalará en el recinto ferial un desfibrilador. Este equipo no tendrá coste alguno para las arcas municipales ya que se incluye dentro del contrato de suministro de extintores en edificios públicos. Tanto los agentes de Policía Local como efectivos de Protección Civil están formados para poder utilizarlo en caso de emergencia.

Limpieza

Por otro lado, el Ayuntamiento de Estepona ha preparado un dispositivo especial de limpieza durante la celebración de la Feria de San Isidro en el que una media de 15 operarios garantizarán la conservación y mantenimiento en el recinto ferial. Cada tarde, antes de la llegada de público, se realizará un repaso de limpieza con tres operarios y una barredora, además del riego mediante camión cisterna de las zonas peatonales.

La dotación de contenedores se amplía hasta llegar a las 20 unidades, que se recogerán por los vehículos del servicio por la mañana y por la tarde. Una vez concluida cada jornada de Feria, ya de madrugada, las brigadas de limpieza, formadas por nueve operarios con barredora realizarán la limpieza de todo el recinto.

La procesión de San Isidro por la calles del Municipio, que se celebra el 15 de mayo, requiere igualmente una atención especial debido a la decoración con motivos vegetales que acompañan al cortejo en su recorrido por la ciudad. Para ello, y previo a su salida procesional, se realiza el baldeo del recorrido con camiones cisterna y vehículos Hidrolimpiadores. El día de la procesión se retirarán los contenedores  del recorrido y se contará con 2 operarios tras la procesión por la presencia de caballos en la misma.

Una vez concluida la procesión, a partir de las 5 de la mañana, una brigada de limpieza formada por 26 operarios y diversos vehículos (camiones caja abierta, camiones grúa, camiones cisterna y furgones Hidrolimpiadores) procederán a la retirada de los restos vegetales, barrido y baldeo del recorrido para dejarlo en el mismo estado previo a la celebración.