El TSJA da la razón al Ayuntamiento en el rescate de la concesión de la plaza de toros

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha dictado una sentencia desestimando el recurso de apelación de la empresa Loyal Rebel SL, dando la razón al Ayuntamiento en el acuerdo de 2016 de rescisión de la concesión de la plaza de toros a la citada empresa, por incumplimiento del contrato, e imponiendo el pago de las costas a dicha mercantil.

Así, considera que el planteamiento que el Ayuntamiento hizo está “ajustado a derecho”, ya que “el Ayuntamiento se vio obligado a iniciar este expediente de resolución de contrato por falta de cumplimiento de la obligación esencial del contrato (la celebración de eventos culturales y lúdicos) y por falta de pago del canon establecido.

“Es especialmente de significar que se aleguen daños y perjuicios a la entidad Loyal Rebel SL. y. sin embargo. tal y como hemos constatado en el escrito de contestación a la demanda. la actora fue dada de baja en el Registro mercantil el 9 de febrero del año 2016. lo que coincide con el hecho de que mediante escrito de 10 de diciembre de 2015 hubiera renunciado al contrato que tenia suscrito con el Ayuntamiento”, añade la sentencia.

Asimismo, indica que “el Ayuntamiento con su actuación ha pretendido la salvaguarda de un bien de domino público como es la Plaza Municipal de Toros. cuyo general disfrute había quedado impedido por la inactividad de la entidad Loyal Rebel. S.L”. En este sentido, agrega: “En este caso el interés público es claro: la salvaguardar los intereses generales, en tanto en cuanto el Ayuntamiento vino a adoptar las medidas oportunas para la protección y gestión de un bien de dominio público; medidas que debieron ser adoptadas frente a un contratista que había incumplido sus obligaciones contractuales, el pago del canon que le correspondía y había abandonado el mantenimiento cuidado y explotación de un bien municipal afecto a un uso y servicio público como es la Plaza de Toros”.

La empresa se hizo cargo de la gestión de la plaza de toros en 2012 y generó una deuda con el Ayuntamiento de más de 50.000 euros. Sobre el asunto, cabe recordar que el Consejo Consultivo de Andalucía dictaminó también a favor del Ayuntamiento en el acuerdo adoptado para rescindir el contrato con la citada empresa.