El nuevo grunge y la eterna juventud

CORDONPRESS

Quienes dicen que la moda de hombre es más aburrida que la de mujer no han visto los desfiles de Saint Laurent. Con “Like Harry Dean Stanton” como banda sonora cantando frases como “I wanna be sixteen”, y asistentes como Liam Gallagher, Pierce Brosnan, Jane Birkin y un grupo de fans sentados en el suelo para ver el desfile, así presentaba Hedi Slimane la colección masculina de Primavera/Verano para la firma en París. Si por algo se caracteriza Yves Saint Laurent es por la esencia tomboy, ese toque masculino en la ropa con la que viste a la mujer, difuminando las líneas que separan el género. Genderless, como muchos lo denominan, ha sido la característica principal de la colección de Primavera/Verano para hombre, ya que el diseñador ha aprovechado la oportunidad y también ha mostrado la colección crucero, compuesta de 19 conjuntos para mujer.

Inspirándose en la cultura surfera californiana, su música y el estilo adolescente propio de la zona, Slimane ha presentado conjuntos con los que ha hecho renacer a Kurt Cobain (con beach blonde incluido) y al grunge que tanto le caracterizaba, pero reinventándolo. Un grunge repleto de estampados de todos los tipos, desde palmeras hasta el siempre presente tartán, y de prendas multicolor – alejándose por una vez de su característico negro – formadas por retales a modo de patchwork. 

Con respecto a la mujer, Hedi Slimane se ha inspirado en la Courtney Love de los 90, y podríamos decir que ha sido la colección más femenina hasta la fecha, contando con numerosos vestidos, pero siempre con el toque masculino y las prendas oversize.

El desfile ha estado repleto de coloridos conjuntos, chaquetas de lentejuelas, skinny jeans, gafas de pasta, bufandas y camisas de cuadros, y se podría resumir con estética noventera y adolescentes de la costa oeste. Pero a pesar de haberse inspirado en algo en lo que muchos otros antes que él han tomado como inspiración, Slimane ha conseguido reinventarlo, dándole importancia a los pequeños detalles y consiguiendo así mantenerse como una de las firmas de moda más importantes, todo ello al mismo tiempo que ha mantenido aquellos elementos que hacen que la firma siga teniendo su misma esencia.

Nerea Maroto