El Colegio de Enfermería reivindica la recuperación de las Unidades de Atención Familiar con un médico y un enfermero de referencia

El Colegio de Enfermería de Málaga, reivindica la recuperación de las Unidades de Atención Familiar, formadas por un médico y un enfermero. “Con ello se beneficia a la población y a los profesionales, generando estabilidad, apoyo mutuo en la atención en salud, y continuidad en los programas y proyectos en marcha”, ha explicado el presidente, Juan Antonio Astorga.

“Para ello en la provincia de Málaga se precisan para lograrlo entre 100-120 enfermeros”, ha indicado Astorga, afirmando que “para los usuarios disponer de un enfermero de referencia estable, y mejor si fuese elegido libremente, es fundamental sobre todo para la debida atención a pacientes crónicos, sea en consulta como en visita domiciliaria.

El presidente ha recordado que “Los equipos de Atención Primaria estaban constituidos por la diada médico de familia – enfermero de familia. Durante la crisis se perdió esta dualidad, en detrimento de los enfermeros y de los ciudadanos, de tal forma que los vinculados a varios cupos médicos convergen en una misma enfermera. Por tal motivo éstas deben coordinar su actuación con varios médicos, según que el paciente provenga de un médico titular u otro y así los ciudadanos no terminan de identificar un equipo de atención familiar”.

En este sentido, la Consejería ha impulsado una estrategia de refundación de la Atención Primaria que pivota sobre la recuperación de las Unidades de Atención Familiar conformadas como siempre fue por 1 médico y 1 enfermero, pero aún no se ha llevado a efecto. Por tal motivo, el Colegio de Enfermería de Málaga quiere reivindicar esta necesidad en la Atención Primaria, así como la de establecer la ratio enfermera/o por habitantes en 1/1.500 habitante