El Ayuntamiento va a iniciar acciones legales contra la edil del PSOE por posibles delitos de injurias y calumnias

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Estepona van a iniciar acciones legales contra la edil del PSOE, Emma Molina, por posibles delitos de calumnias e injurias, entre otros, en relación a sus declaraciones ante medios de comunicación donde pone en cuestión adjudicaciones realizadas por funcionarios municipales, en mesa de contratación, a la empresa Bonifacio Solís. 

La edil ha ido demasiado lejos en su actitud de difamar y confundir a los ciudadanos, insinuando presuntos delitos y dañando la imagen de miembros del equipo de gobierno, así como de los funcionarios y técnicos municipales que adjudican, con criterios objetivos y transparentes, las obras públicas en esta ciudad. De hecho, ninguna de ellas ha sido impugnada por ninguna empresa ni por otro particular. 

El PSOE vuelve a la actitud “mezquina” al intentar sembrar sospechas en relación con las adjudicaciones a la empresa Bonifacio Solís; de la que ningún miembro de este equipo de gobierno forma parte. 

Hay que destacar, además, que el PSOE de Estepona ha adjudicado a dicha empresa durante su gestión al frente del Ayuntamiento de Estepona obras por un importe que superan los 12 millones de euros. Esto es, las obras de construcción del instituto del Carmen en 2010 -con una inversión de tres millones de euros-; la ejecución de una explanada en el puerto pesquero -inversión de un millón de euros- en 2010; la ejecución del plan de renovación de infraestructuras del casco urbano en 2009 -inversión de 3,6 millones de euros-; las obras de señalización y mejora de la avenida José Martín Méndez -inversión de 500.000 euros-; el aparcamiento subterráneo de El Calvario en 2008, o el de La Viña en 2007 -inversión de 4,2 millones de euros-, entre otras adjudicaciones menores. Además, le otorgó una concesión durante 75 años para el uso y explotación de ambos aparcamientos.  

La edil miente además con las cuantías de los contratos adjudicados por técnicos municipales a dicha empresa durante los últimos dos mandatos, que es menor a la cuantía adjudicada por el PSOE a dicha empresa. Así, la obra del Orquidario ascendió a 3,1 millones de euros y la obra del Estadio de Atletismo no se adjudicó a Bonifacio Solís, sino a una UTE de la que forma parte junto a otra empresa; por tanto, el valor de este contrato para esta empresa Bonifacio Solís asciende a cuatro millones de euros.