El Ayuntamiento refuerza el servicio de limpieza con nueva maquinaria para actuar en el casco antiguo y eliminar chicles y grafitis

El Ayuntamiento de Estepona ha presentado hoy la nueva maquinaria de limpieza -dos vehículos para el baldeo y la hidrolimpieza- que se ha adquirido para actuar con menor dificultad en el casco antiguo y proceder a la eliminación de chicles y grafitis en las barriadas. El teniente alcalde del área Sociocultural y Servicios, Blas Ruzafa, ha señalado que “el objetivo del Consistorio es que Estepona sea una de las ciudades más limpias de España, y por ello se trabaja continuamente en la mejora del servicio y en la renovación de su maquinaria para obtener resultados óptimos”.

Ruzafa ha explicado que el nuevo vehículo de baldeo consiste en un pequeño furgón dotado de un motor auxiliar que alimenta una ponente bomba para el baldeo directo desde la red municipal. De esta manera, se evita usar los actuales camiones cisternas que son muy poco operativos en las calles estrechas del casco urbano.

El responsable del área Sociocultural y Servicios ha indicado que “el reducido tamaño de esta nueva máquina permite el acceso a todo el casco histórico y áreas personales sin dañar el pavimento y, además, facilita mucho más las labores de limpieza”. Este vehículo presenta las misma prestaciones para el baldeo que los camiones pesados, ofreciendo caudales de hasta 8.000 litros a la hora y presiones de 15 bares. El vehículo va conectado directamente a las bocas de riego y eleva la presión para conseguir una limpieza óptima de las calles.

Igualmente se ha incorporado un nuevo furgón hidrolimpiador de alta presión y agua caliente, que se une a los 3 vehículos con los que cuenta ya el municipio. El vehículo consiste en un furgón cerrado equipado con un depósito de agua de 800 litros de capacidad, que le dota de gran autonomía. Además, cuenta con una caldera de gasoil para el calentamiento de agua hasta 80ºC lo que la convierte en la herramienta más eficaz para lograr limpiezas muy profundas y proceder a la eliminación de chicles y grafitis.

Estos vehículos, que han supuesto una inversión de 65.000 euros para la empresa concesionaria del servicio, vienen a reforzar y fortalecer el servicio de limpieza en el municipio, en el primer caso cubriendo la necesidad de contar con un baldeador de gran potencia y pequeñas dimensiones y en el segundo con un furgón hidrolimpiador para limpieza en profundidad de aceras, para lo que se cuenta con tres cúpulas decapadoras de aceras adquiridas el pasado verano. Asimismo, ha recordado que hace un año se creó una brigada específica de baldeo con cepillo, se han colocado nuevos contenedores y se ha reforzado el servicio de hidrolimpieza.