El Ayuntamiento pone en marcha un plan especial de limpieza de cara a Semana Santa

El Ayuntamiento de Estepona ha presentado el dispositivo especial de limpieza de cara a la Semana Santa, que este año contará con aromas de azahar en el agua de baldeo de las calles y un tratamiento preventivo para eliminar con mayor facilidad la cera del pavimento.

El concejal adscrito al área de Servicios, Sergio Rodríguez, ha indicado que en este dispositivo trabajarán una media de 25 operarios para el mantenimiento en todo el casco urbano. El edil ha señalado que las tareas intensivas de limpieza se iniciaron la semana pasada con el baldeo de todo el centro histórico. A ese respecto, ha apuntado que al agua que se utiliza para baldear las calles se ha incorporado “un producto aromático y desodorizante con perfume de azahar que refuerza el olor de la floración natural de los naranjos en esta época”. Estos baldeos se prolongarán durante toda la Semana Santa para que las calles del municipio ofrezcan su mejor imagen a los visitantes.

Por otro lado, ha anunciado que con el fin de facilitar la limpieza durante la Semana Santa los operarios van a extender en las aceras de diversas calles del municipio un novedoso producto antihaderente, que evitará que la cera caliente se fije al pavimento. De esta manera, ha apuntado el edil “se facilita su posterior retirada de la calzada con un simple barrido”. Esta protección se mantiene temporalmente incluso con circulación de personas o vehículos, y una vez seco el producto no presenta riesgo de deslizamiento para las personas.

Asimismo, ha afirmado que “durante la Semana Santa se incrementará la dotación de contenedores para poder absorber el aumento de residuos generados por la mayor presencia de turistas y visitantes”. Además, se va a crear una nueva ruta de recogida de residuos sólidos urbanos en horario de tarde para evitar el desborde de contenedores.

Durante los días de recorrido procesional será cuando se incrementen notablemente las tareas de limpieza “realizándose baldeos de los recorridos procesionales con anterioridad y con posterioridad a los mismos”, según ha afirmado Rodríguez. Además, antes del paso de las procesiones se procederá a retirar, con un vehículo de caja abierta, los contenedores existentes, volviendo a colocarse una vez terminado el recorrido. Ya durante el cortejo, 4 operarios (dos delante y dos detrás) acompañarán a cada procesión para el barrido manual y eliminar los residuos dejados durante la marcha procesional.

El Sábado Santo se realizará la limpieza intensiva de la cera depositada por el paso de las procesiones por el recorrido oficial, con la intervención de 3 furgones hidrolimpiadores con agua caliente.