El Ayuntamiento licitará la explotación de la plaza de toros para potenciarla como equipamiento cultural y de ocio

en las próximas semanas va a licitar la explotación de la plaza de toros del municipio con el objetivo de potenciarla como equipamiento cultural y de ocio durante todo el año. El teniente alcalde del área Sociocultural y Servicios, Blas Ruzafa, ha indicado que el coso taurino puede convertirse en un referente escénico para el desarrollo y explotación de espectáculos públicos, actividades recreativas, festejos y eventos de cualquier índole (deportivos, culturales, musicales o teatrales).

El responsable municipal ha explicado que el nuevo contrato tendrá una duración de cuatro años, prorrogable a dos más, y el canon total que recibirá el Ayuntamiento durante ese periodo será, como mínimo, de 109.620 euros, un 60 por ciento más que el fijado para la anterior concesionaria. El canon ha sido revisado al alza ante las expectativas de que la plaza de toros se consolide como uno de los principales espacios dedicados al ocio en la ciudad.

El pliego de condiciones para la nueva adjudicación fija que, como parte del canon, la concesionaria proporcionará al Consistorio entradas con fines sociales. De esta manera, el Ayuntamiento garantiza que familias con escasos recursos puedan disfrutar de los espectáculos que se organicen en la plaza de toros.

A ese respecto, Blas Ruzafa ha indicado que el Ayuntamiento de Estepona viene incluyendo esta condición en las diferentes licitaciones públicas para la gestión de los distintos equipamientos culturales y de ocio como el Parque Botánico-Orquidario o el Auditorio Felipe VI. Esta práctica se lleva también en la organización de otros eventos como la feria, por lo que cada año se distribuyen, a través de la delegación municipal de Bienestar Social, 2.000 tickets para las atracciones del Parque Ferial y Deportivo.

Por otro lado, uno de los requisitos que tendrán más puntuación durante el concurso público será la organización de eventos con artistas o espectáculos de reconocido prestigio nacional e internacional. De esta manera, “se quiere convertir la plaza de toros en un espacio polivalente para la celebración de todo tipo de espectáculos de ocio y culturales, y diversificar así la oferta que ya ofrece el municipio”.

Por otra parte, la cesión de la plaza de toros implica que el adjudicatario adopte las medidas y realice las actuaciones necesarias para que las instalaciones reúnan todos y cada uno de los requisitos que, legalmente, estén previstos para el desarrollo de las actividades. Además, Ruzafa ha señalado que el Consistorio podrá disponer libre y gratuitamente de la plaza y de sus instalaciones durante un total de diez días al año. A este respecto ha querido matizar que no se cederán las dependencias de los museos municipales ni de la escuela de joyería, que seguirán siendo gestionadas por el Ayuntamiento.