El Ayuntamiento impulsa la creación de un millar de plazas escolares con cuatro centros educativos

El Ayuntamiento de Estepona informa que durante este mandato ha impulsado la creación de un millar de plazas escolares con la construcción de nuevos centros educativos en el municipio. La concejala del área Sociocultural, María Dolores Espinosa, ha indicado que para el equipo de gobierno era “prioritario” dotar a los alumnos de nuevos colegios y guarderías, por lo que desbloqueó proyectos que se encontraban paralizados desde hacía años y liberó suelos para la puesta en marcha de infraestructuras educativas.

 

Así, se realizaron todos los trámites necesarios para poner a disposición de la Fundación Santa María de la Victoria los terrenos para construir el colegio concertado Juan XXIII, que entró en funcionamiento el pasado curso escolar con 175 alumnos matriculados de infantil y primaria. El centro tiene previsto iniciar en breve la construcción de la segunda fase del centro, que acogerá a alumnos de secundaria y bachillerato.

Otro de los grandes proyectos educativos impulsados durante este mandato ha sido la construcción del colegio bilingüe Atalaya. El Consistorio facilitó su construcción sacando a concurso y poniendo en valor tres parcelas municipales que estaban en desuso. El adjudicatario asumió la redacción del proyecto educativo, la urbanización de los terrenos y el coste de las obras (3,5 millones de euros), convirtiendo este centro en un referente de vanguardia y excelencia académica en la provincia. La primera fase de este nuevo centro educativo entró en funcionamiento el pasado septiembre y en el mismo hay matriculados 350 alumnos. 

Por otro lado, el Ayuntamiento ha desbloqueado proyectos educativos que estaban paralizados por la Junta de la Andalucía, como eran el colegio Valeriano López o la guardería de ‘Los Pitufos’. En el primer caso, el Consistorio ejecutó las obras de urbanización del entorno del centro de primaria, lo que supuso una inversión de 377.814 euros y exigió en numerosas ocasiones a la administración autonómica que construyese el centro, cuya puesta en marcha estaba proyectada para 2008. Asimismo, impulsó la guardería ‘Los Pitufos’, ubicada en el Parque Central, cuya construcción también estaba bloqueada desde 2010. El nuevo centro infantil cuenta con 87 plazas y pudo ser inaugurado el pasado mes de septiembre después de que el Ayuntamiento asumiese la adquisición del mobiliario, tras los incumplimientos de la Junta de Andalucía a la hora de abonar la subvención concedida para su compra.

Por otra parte, el Consistorio ha destinado en este mandato más de un millón de euros en más de 1.500 actuaciones de mejora y acondicionamiento en los distintos centros educativos del municipio. Con estos trabajos se han reparado desperfectos que venían soportando los alumnos desde hacía años, ha añadido Espinosa.

La edil también ha recordado que el Ayuntamiento continúa a la espera de que la administración autonómica decida ejecutar los nuevos equipamientos educativos que requiere la ciudad. “Hace meses ofrecimos una parcela para la construcción de un nuevo instituto de secundaria y terrenos municipales para la ampliación de los colegios de Isdabe y Ramón Lago, sin embargo, aún no hemos obtenido ninguna respuesta por parte de la Junta”, ha lamentado la responsable del área Sociocultural.

El Consistorio realizó los estudios de viabilidad e idoneidad de las diferentes parcelas educativas disponibles en el municipio y concluyó que la más recomendable para la construcción de un nuevo instituto de secundaria se encontraba en la zona de Seghers. Los terrenos, de fácil acceso y en zona urbanizada, tienen una superficie total de 5.753 metros cuadrados.

Estepona cuenta en la actualidad con cinco institutos: cuatro en el núcleo urbano de  y otro en Cancelada, lo que resulta insuficiente ante la demanda educativa, según los datos de la población existentes; sobre todo, debido a que los dos últimos colegios que han entrado en funcionamiento -CEIP Valeriano López y CEIP María Espinosa, que suman en la actualidad más de 750 alumnos- no tienen adscritos nuevos institutos de enseñanza Secundaria para sus escolares. 

En este sentido, la edil del área Sociocultural, María Dolores Espinosa, ha explicado la importancia de ser previsores en esta materia para ofrecer un servicio de calidad, evitar la saturación de las aulas o la pérdida de espacios comunes de los centros educativos ante  las necesidades de la comunidad.