El Ayuntamiento elimina el 80% de los pleitos tras solucionar 1.218 asuntos acumulados hasta 2011

El Ayuntamiento de Estepona ha eliminado el 81% de los pleitos judiciales en los que la Administración local estaba demandada. De esta forma, la asesoría jurídica municipal ha resulto un total de 1.218 asuntos laborales, contencioso-administrativo, civiles y penales de los 1.500 que se acumulaban hasta junio de 2011, fecha en la que el actual equipo de gobierno llegó a la Alcaldía.
En este sentido, el alcalde de Estepona, José María García Urbano, se ha referido al esfuerzo del equipo de gobierno para llegar a acuerdos y para poner orden económico en las cuentas municipales para, por un lado, evitar que esta cifra de pleitos se haya seguido incrementado, y por otro, para eliminar los conflictos que estaban enquistados.

Así, ha recordado que el equipo de gobierno cumple con los compromisos adquiridos con la plantilla municipal y con proveedores y empresas que suministran al Consistorio. Asimismo, ha avanzado que el equipo de gobierno va a seguir trabajando para eliminar la totalidad de estos asuntos judiciales pendientes -282 procedimientos- en un plazo máximo de dos años.

La mayor reducción se ha producido en los procedimientos laborales que, en junio de 2011 ascendían a 486 y que en la actualidad se sitúan en 44;. Los contencioso-administrativos han disminuido, en el mismo periodo, de 705 a 115 asuntos.
El descenso en estos últimos pleitos se debe, en gran medida, al plan de pagos que aprobó el Consistorio para saldar la deuda de 67 millones de euros que contrajo el anterior equipo de gobierno con proveedores y que dieron lugar a una cantidad desorbitada de denuncias. De esta forma, sin este plan de pagos -promovido por el Gobierno central- nos habríamos visto inmersos en centenares de litigios que habríamos perdido y que nos habrían obligado a pagar cantidades por intereses y costas procesales.
En relación a la reducción de los pleitos por asuntos laborales, ha recordado que el Ayuntamiento ha pagado ya la deuda de cuatro millones de euros contraída por el anterior gobierno local entre 2009-2011 con la plantilla municipal. De esta forma, se ha hecho frente a los impagos de las cuotas sindicales, de prestaciones del convenio colectivo y de salarios y otras retribuciones de los integrantes de la Banda de Música, de la Policía Local y Bomberos.